El blog de Gustavo Mata

Estrategia: Las reglas del juego en los negocios

¿SERÍA ÚTIL UNA AMNISTÍA FISCAL AHORA?

Ya sé lo poco simpático que es esto, pero sería probablemente muy útil, desde casi todos los puntos de vista.

Según Casimiro García Abadillo, de EL MUNDO, el Gobierno estudia ofrecer incentivos fiscales para hacer aflorar el dinero negro obtenido en buena parte en el sector inmobiliario.

“La idea, que cuenta con partidarios y detractores en el propio Ejecutivo, pasa por estimular a los particulares para que ingresen en los bancos los más de 108 millones de billetes de 500 euros que hay en circulación en nuestro país”; “esto podrían dar a la banca la liquidez que, en estos momentos, necesita. Y eso ayudaría a relajar su restricción crediticia, de manera que las entidades volvieran a dar préstamos a las empresas y a las familias que los demandasen.”

No me ofrece mucha credibilidad este caballero, el periodista, y no sé si la noticia tiene o no fundamento, pero la idea no me parece mal.

Hay más de 54.000 millones de euros en billetes de 500, que son la forma en la que el dinero negro se almacena en España, a la espera de oportunidades de lavarlo. Sería muy bueno que entraran en los circuitos financieros.

Yo no haría una amnistía fiscal ni desviaría el dinero a la banca sino al tesoro público, donde tendría más garantías para los que se acogieran a la medida; yo cargaría fiscalmente con un tipo único de, por ejemplo el 10%, a todo aquel que aflorara dinero negro invirtiéndolo en letras del tesoro especiales para este efecto, a un plazo largo, dos años, que no se pudieran negociar ni vender antes de su vencimiento, y que estuvieran remuneradas con un tipo de interés de mercado.

La medida sería aplicable sólo para personas físicas y jurídicas españolas y tendría un límite por cada contribuyente.

No tengo ni la menor idea de si es posible tomar una medida así en un estado miembro de la UE. A lo mejor tenía un efecto llamada importante y aparecía por aquí el dinero negro de toda la Unión a lavarse a través de testaferros. ¿Alguno de mis amables lectores nos puede resolver la duda?

8 Comments

  1. Dejando de lado el tema que planteas sobbre la legalidad en el marco de la UE, no se hasta que punto tendría éxito la medida. Si yo fuese un tenedor de esos billete de 500 me plantearia:

    1. Si la cosa esta tan mal, que van a tomar esas medidas, mi dinero en metálico no estan mala opción.
    2. Es posible que me amnistien fiscalemnte, pero quedo dentro de un colectivo que tendrá siempre la lupa fiscal ecinam, dificultandome mucho cualquier movimiento en los bordes de la legalidad.
    3. Existen mejores maneras y menos compreotidas de conseguir lo mismo. Con paciencia y una caña.

  2. Personalmente creo que es una buena forma de inyectar liquidez al mercado (¡qué expresión más manida!) Sin embargo, sin un análisis más profundo, parece que beneficia a las rentas más altas (¡otra expresión muy manoseada!). Tampoco parece mala idea que, además de aflorar dinero negro ‘nacional’, la economía española captara más dinero de ese tipo procedente de la UE. Me faltaría conocer el resultado de medidas similares aplicadas en tiempos anteriores, que los habrá habido.

    A lo mejor, lejos de ser una medida exclusiva de España podría tener mejor efecto a nivel de UE, aunque en ese caso, con garantías de permanencia a medio plazo en el sistema y no como pasarela hacia otros destinos, como bien dices.

    Lo malo, que no deja de ser una intervencion en el mercado y eso no gusta a los liberales, a mí incluído.

    Nos leermos. Buen artículo

  3. La presión fiscal en España crece incesantemente. Además la PSOE y sus presupuestos traban al sector público para que le favorezca en ese concurso de popularidad que llamamos democracia. Por ello suben brutalmente las necesidades de financiación del sector público, y que anula la posibilidad de recortar gastos. Se calculan unos ingresos tributarios oníricos sobre un déficit presupuestario, debido a que sector público afronta una crisis de liquidez brutal, más monumental que el sistema financiero y la Bolsa, que ya es decir. En definitiva la PSOE para solucionar los problemas de financiación del sector público abordar a tientas y negándolo su ultimísimo estrategia delincuencial. No le parece que sea suficiente la regresividad actual del sistema fiscal y de la Deuda. Ahora la amnistía fiscal. Y es que esquilmadas y ordeñadas las familias y clases medias, y no quedando demasiado por recaudar sobre ellas ya que el paro y la inflación las devora, les urge urdir prestidigitaciones para no cobrar más que cantidades irrisorias (comparadas a la fiscalidad real) sobre otros contribuyentes capaces de evadir sus responsabilidades tributarias ab initio, y todo con tal de recaudar algo. El Tesoro hará de chiringuito y la AEAT hará la vista gorda. Así podemos afirmar que al igual que los sindicatos (por la tensión que generan sobre salarios) y la Seguridad Social – tributos – (por la presión fiscal abusiva que genera) son dos imponentes fábricas de paro, el sistema fiscal y presupuestario de Zapatilla y acólitos son la garantía real de quiebra del Estado de Bienestar, más aún si se dedicasen a recomendar no pagar impuestos activamente, algo que por otro lado ya hacen silentemente. Nada nuevo bajo el sol. Pero yo siempre he dicho que Zapatilla, Insolbes y Rubalqaeda son los mejores consiglieri del crimen organizado. ¿Por qué digo esto?, lo digo bajo la premisa de que es cierto que estos tipos planean y conciben amnistías de todo tipo, desde amnistías para los etarras hasta amnistías fiscales. Cabe precisar que el dinero negro en manos de personas físicas y familias que no delinquieron al conseguir ese dinero y que procede de evasiones de producto o beneficio de actividades económicas, herencias, transmisiones patrimoniales se usan como colchón de consumo y de liquidez. Comprometer a largo plazo tales haberes no es razonable, y pudiendo tenerse el 100% a buen recaudo, no se va a tener el 94% o el 90% en un Banco, o en papelitos emitidos por un Gobierno como el de Zapatilla y a largo plazo, más aún cuando de lo que se habla hoy día es sobre qué pasa cuando quiebra un Banco y quién será el primer banco español en caer. En fin. Por ende tales medidas pueden solucionar los problemas de venta que el Tesoro tenga de bonos, pagarés y demás Deuda, y le pueden permitir gescartear un ratito o sudokear mejor con el presupuesto. Solucionará en su caso los problemas de financiación del sector público, dando colchón al ICO en el mejor de los casos, y único efecto positivo imaginable sobre la repercusión del acceso al crédito del sector privado. Por tanto no podemos pensar que esta genialidad sea para ayudar al sistema financiero, sino que supondría un incremento en la demanda de fondos por parte del sector público ya que ese dinero lo necesita INsolbes para cuadrar su Sudoku, y es que 2009 va a ser de mear y no echar gota. O no?. La crisis de recaudación y las previsiones para 2009, menos el gasto comprometido que se ejecutarán dejarán en 2009 un abultado déficit presupuestario.

    Además, trabajadores y familias, pequeños empresarios, rentistas y demás representan una parte minúscula del dinero negro. . El mayor porcentaje de dinero negro está en manos de sujetos que delinquieron, no sólo contra el fisco (hay que defraudar 90.000€ de cuota, … que no es fácil) sino contra la salud pública o contra los derechos de los trabajadores, o falsificaron moneda, eran proxenetas, traficantes de armas, políticos corruptos y malversadores, contrabandistas, ladrones o estafadores … etcétera, …. Que el Tesoro haga de receptador general le convierte en una pieza más de una estrategia criminal que no económica. Y si bien es cierto que permitir, a empresarios honrados que han ganado honradamente su dinero y que lo fueron distrayendo al limbo fiscal por ser demasiado gravosa la fiscalidad, o por ir contra su ética y principios lo que los políticos hacen con el dinero, reincorporar tales bienes al circuito de información fiscal sin sanciones ni gravámenes excesivamente altos sería una justa y necesaria injusticia para acabar con una injusticia mayor.

  4. La última vez que se hizo una amnistía fiscal en España fue del modo que dices, mediante Deuda Pública Especial, a un tipo de alrededor de un 2% en un momento en que los bancos ofrecían un 13% en los depósitos. El plazo fue de 6 años, y no de 2 como tu propones, porque así se evitaba cualquier suspicacia con responsabilidades penales, ya que el delito fiscal prescribía transcurrido este plazo.

  5. Gracias por la información y bienvenido amigo.
    Un saludo.

  6. El dinero negro, en mi opinión, no se limpia nunca, mancha por donde pasa.

    Legitimar los beneficios de actividades no reguladas no ayudará a dar un ambiente de creciente regulación, vamos creo yo.

    Convertir a España en una especie de Islas Vírgenes Británicas no es ganar competitividad financiera, es acercarnos a las penalizaciones que sufren estos paraísos de los beneficios irregulares (sobre un 35%). Además la figura del “Trustee” fue prohibida en el territorio de la UE (incluído UK y sus islitas) desde el año 2001 que yo recuerde.

    Un cordial saludo

    Loch Daven

  7. A ver señores, ha habido amnistías en varios países de nuestro entorno con muy diferentes métodos: Bélgica,Alemania, Italia, UK, USA. China etc… Ahora lo estudia Brasil.La figura del “Trustee” sigue estando en vigor en todos los países que firmaron el Conevnio de La Haya sobre la figura del Trust.
    Ninguno de los países que he mencionado antes se han convertido en ninguna Isla Virgen Británica

  8. Ciertamente, amigo Ugatza

    La figura del Trust y del Trustee no ha desaparecido de la tierra. Sin embargo una directiva de los bancos centrales europeos que entró en vigor el año 2005 penaliza con un 35% todas las transacciones hacia lugares donde esta figura se utiliza para evadir impuestos (offshores)

    Puede consultarse en esta dirrección los detalles:

    https://www.offshoreinvestmentguide.com/esd/ESD.aspx

    La idoneidad de una amnistía fiscal en España para actividades no reguladas y/o estipular algún régimen para los “trust deeds” choca frontalmente con estas directivas.

    También choca con la legitimidad de los ciudadanos y empresarios que han pagado sus impuestos frente a los que realizando maniobras de ingeniería fiscal (bastante caras) y que pueden verse recompensados. Incluso en aquellas actividades que son de facto delictivas.

    Por último, echar mano de estos recursos en tiempos difíciles es contraproducente a medio plazo. Alteraría una política común de dureza contra el fraude fiscal y, finalmente, sería otra vez una medida top-down, que representaría muy poco a favor de la economía real.

    No lo veo viable, y a estas alturas, creo que hasta los más agresivos lo han desestimado.

    Muchas gracias por afilar mi cuchilla de afeitar

    Lord daven

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*