El blog de Gustavo Mata

Estrategia: Las reglas del juego en los negocios

G-8: ¡QUÉ VERGÜENZA PLANETARIA!

Los presidentes de Nigeria, Suráfrica, Ghana, Tanzania, Etiopía, Senegal y Argelia, no logran que los del G-8 asuman ni siquiera sus compromisos previos de que las ayudas para combatir el hambre, la pobreza y las enfermedades como la malaria, la tuberculosis y el sida se duplicarán a partir de 2010. No creo que se produzca un cambio en la declaración final de la cumbre hoy. Ojalá me equivoque. A la asistencia prometida por el G-8 le van a faltar 40.000 millones de dólares. El mes pasado en la Cumbre Alimentaria de Roma quedó claro que el mundo sólo necesita 30.000 millones de dólares anuales para erradicar la amenaza del hambre. Con los precios de los alimentos creciendo salvajemente y el petróleo rondando los 150 dólares por barril a África le espera un futuro apocalíptico y la solidaridad de los ricos brilla por su ausencia. ¡Qué mundo más raro hemos hecho! Nos estamos olvidando, lamentablemente, de los “objetivos del milenio”. Los objetivos del milenio habían integrado y comprometido esfuerzos sin precedentes para ayudar a los más pobres del mundo. La crisis derivada del alza de los precios del petróleo y de los alimentos puede acabar con ellos.

Los ocho objetivos de desarrollo del Milenio son un plan acordado por todas las naciones del mundo y todas las instituciones de desarrollo a nivel mundial:

1: Erradicar la pobreza extrema y el hambre.

Superar la pobreza y el hambre es un objetivo alcanzable. Más de 1.000 millones de personas viven con menos de 1 dólar por día. Más de 800 millones de personas pasan hambre y están desnutridos, su alimentación no es suficiente para satisfacer sus necesidades energéticas

2: Lograr la educación primaria universal

La educación es fundamental para conseguir el resto de los objetivos

3: Promover la igualdad entre los géneros y el empoderamiento de la mujer

La igualdad entre los géneros es esencial también para conseguir los demás objetivos, además de un derecho elemental

4: Reducir la mortalidad de niños menores de 5 años

Mueren 30.000 niños menores de 5 años al día. ¡Casi 11 millones de niños! De enfermedades fácilmente evitables

5: Mejorar la salud materna

200 millones de mujeres no cuentan con servicios anticonceptivos que necesitan. Más de medio millón de mujeres terminan su embarazo no en el parto sino en la muerte. Diez millones cada año sufren incapacidades graves en ese momento.

6: Combatir el VIH/SIDA, el paludismo y otras enfermedades

Más de 20 millones de personas han muerto en todo el mundo desde que comenzó la epidemia, y a finales de 2004, había unos 39 millones de personas que vivían con el VIH. El paludismo provoca 1 millón de muertos al año, la mayoría de ellas niños. Ha vuelto la tuberculosis.

7: Garantizar la sostenibilidad del medio ambiente

Las especies vegetales y animales están desapareciendo a un ritmo sin precedentes. Los cambios climáticos están provocando una elevación del nivel del mar y acrecentando el peligro de sequías e inundaciones. Se sobreexplotan la pesca y otros recursos marinos. Los suelos se están degradando a un ritmo alarmante.

8: Fomentar una alianza mundial para el desarrollo

¡Y esta gente del G-8 de qué hablan en las cumbres! ¡Debería caer sobre ellos la ira del mundo entero!

8 Comments

  1. Pues si, no hay nada que añadir, una vergüenza planetaria.
    Los “líderes mundiales” en la foto plantando arbolitos y no va a caer la ira de nadie sobre ellos, porque a todos nos da lo mismo el resto del mundo, cada uno se mira su ombligo y se preocupa sólo de lo suyo. Muy descorazonador. Sin comentar la absoluta falta de solidaridad con los demás, no nos damos cuenta que visto egoístamente, esta desigualdad tan enorme tampoco nos favorece a los que más tenemos.

  2. Me pareció demasiado aludir a lo de los arbolitos pero viéndolos es para parar el mundo y bajarse.
    ¡Qué poca vergüenza tienen!
    La única forma para convencer a los ricos de que la desigualdad no les interesa es esa: demostrales que tanta desigualdad no les conviene a ellos; porque si esperamos algo de su solidaridad… vamos de ala.
    Gracias por los comentarios y hasta pronto.
    Un saludo

  3. El periodista Andy Robinson habla acerca de la Cumbre del G-8 que el asunto prioritario de esta reunión que se inició ayer en Japón, es la duplicación en menos de un año, del precio del petróleo y de muchos alimentos básicos para una buena parte de la población del mundo.

    El periodista dice que según informaba recientemente Financial Times, altos mandos en los países del G-8 han cambiado su lectura de la crisis: tras verlo al inicio como un problema humanitario, ahora temen que puedan caer gobiernos aliados, siguiendo la suerte del primer ministro de Haití, de forma que, la inflación de alimentos se ha convertido en un problema de seguridad nacional (LA VANGUARDIA pág 3).

    Tal vez esto sea una forma de apelar a un método para convencerlos, segun decís vosotros tambien.

    Un saludo!

  4. El miedo guarda la viña, dicen, pero aquí ¡ni por esas!
    Habrá que leer en detalle las conclusiones de la Cumbre ¿o de la Sima? del G-8, para seguir comentando.

    Saludos.

  5. Carlos Garrido

    julio 9, 2008 at 5:18 pm

    Toda la razón Don Gustavo…

    Me parece vergonzoso todo lo que he visto en las noticias. Eso sí, la preocupación sí que la veo en sus ojos cuando Irán está haciendo pruebas con sus misiles nuevos, de alto alcance, que ahora saben que alcanzan los 2-3.000 Km.

    No sé a dónde iremos a parar…pero es cierto, que no veo en ninguna mirada un atisbo de sinceridad de ayuda al desarrollo, erradicación de la pobreza y lucha contra enfermedades mortales…al menos sin ánimo de lucro, por supuesto.

    Ya veríamos, si algunos de los países pobres le diesen su apoyo a Irán como irían los americanos con la cartera en la mano, a comprar su apoyo.

    Un abrazo Gustavo

  6. Bienvenido Carlos
    Lo peor es que después de comprometerse en los objetivos del milenio no hacen honor a sus compromisos. ¿Qué pensarán en los países pobres de semejantes políticos? Ya sé que los gobiernos corruptos de los países pobres tampoco ayudan pero contra eso se puede luchar, salvo cuando tú eres el que corrompe y no te interesa hacerlo.

    Un saludo.

  7. Carlos, amigo mío, ¿qué tal te va?

    Me alegra que estés tan concienziado con estos problemas del mundo que están “al margen” de las prioridades del todopoderoso mercado capitalista. Para que veas lo bien que se gestionan estos problemas, asistimos de nuevo a la amenaza de un ataque preventivo por parte de USA.

    http://urlenco.de/lqbpnsz

    El señor Bush quiere abandonar la Casa Blanca con una actuación digna de su catadura moral. Nunca le olvidaremos.

    Un fuerte abrazo y espero verte por aquí a menudo.

    Daven, bolchevique

  8. Bush, iba a decir que Dios le confunda, pero no lo podría hacer pese a ser todopoderoso porque ya está confundido. Todo tiene límites, ¡mira por dónde!
    Saludos.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*