El blog de Gustavo Mata

Estrategia: Las reglas del juego en los negocios

LA SUBIDA DE LOS TIPOS DE INTERÉS EN LA EUROZONA

Ayer el Presidente del Banco Central Europeo, tal y como había anunciado casi de forma explícita hace algunas semanas, y tal y como se esperaba, subió los tipos en 0,25 puntos, dejándolos en un 4,25 %. El Sr. Trichet suele hacerlo así: anuncia casi explícitamente lo que va a hacer con varias semanas de antelación para evitar sorpresas y vuelcos en los mercados, y a mí me parece bien. Al Presidente Zapatero no le pareció bien que lo hiciera y llegó a criticarlo abiertamente tachando su comportamiento de poco responsable. El que es poco responsable no respetando escrupulosamente la independencia del Banco Central Europeo es el Presidente Rodríguez Zapatero. Poco responsable y además demagógico, sino ignorante, o tal vez ambas cosas.

El mandato estatutario del Banco Central Europeo, un ente independiente de los gobiernos, es mantener la inflación bajo control en la eurozona. Y eso es lo que el Sr. Trichet intenta hacer de la manera que un Banco Central puede hacerlo: subiendo los tipos de interés. Ayer dijo: «Haremos lo que sea necesario para controlar los precios». Subir los tipos al 4,25 % es ponerlos a sólo 0,25 puntos de la inflación que en la eurozona es 4 %. Y no olvidemos que el crecimiento es más del 2 %. ¿Cuál es la prioridad real, contener la inflación o estimular la economía?

En España, asociaciones de consumidores, partidos políticos, sindicatos y miembros del Gobierno parecen estar en desacuerdo con la medida. Miguel Sebastián, Ministro de Industria, que por su formación tiene que saber de sobra que hay que subir los tipos, lo mismo que David Vegara, Secretario de Estado de Economía, se permiten hacer demagogia, sin hablar claro, pero posicionándose en contra de la medida. La OCU la llama “varapalo”, y los Sindicatos dicen que es una medida «peligrosa, contraproducente e innecesaria». Hasta el PP dice es «especialmente perjudicial para España».

Ciertamente para quien está endeudado una subida de tipos le obliga a pagar más por sus préstamos. Eso es lo que se ve. Y basándose en eso construyen los demagogos su discurso .Pero para quien tiene ahorros una subida de tipos le retribuye mejor su ahorro. Y, sobre todo, una subida de tipos ayuda a contener la inflación. Y la inflación es el enemigo común a batir: pues no obliga a algunos a pagar más por sus deudas sino que: ¡obliga a todos a pagar más por todo!

El que especuló y se endeudó a tipos reales negativos en una etapa inicial en la que los bienes que adquiría subían y subían, si los realizó a tiempo, acertó. El que los adquirió ya muy caros y se encuentra ahora con que los tipos suben y los bienes ni suben ni son realizables está atrapado. Nada raro. Ha ocurrido siempre y volverá a ocurrir.

Otra cosa es el problema del común de las gentes que han adquirido una vivienda en la que vivir, que han debido pagar un precio irracional por ella, que les ha obligado a endeudarse de por vida, a causa de la burbuja que han montado los especuladores, alentada por el control que sobre la disponibilidad de suelo urbanizable han tenido los Ayuntamientos, y que ha sido su vía de financiación. A esos cada subida les cuesta unos euros que les harían falta para sus gastos corrientes sometidos a incrementos cada día por la inflación.

Pero no hay otra salida. Aquellos polvos, trajeron estos lodos.

12 Comments

  1. Si no recuerdo mal el FED tiene dos objetivos: uno de inflacción y mantener el crecimiento económico de USA. Por lo cual podemos justificar su comportamiento divergente con el del BCE que solo tiene, como bien apuntas un objetivo: mantener la inflacción por debajo del 2%.

    No hay duda que, por las características del crecimiento en España, la subida de tipos es muy desfavorable para la mayoría de los españoles. En grandes cifras nuestro nivel de endeudamiento se encuentra entorno al 120%. Si es usted un ahorrador, enhorabuena, hay dos endeudados que compensan su ahorro.

    Pero no hay duda que la lucha de la inflacción en la zona Euro debe preponderar sobre las caracterñisticas particulares de un país.

    Sin embargo, desde hace tiempo, estamos de acuerdo en las líneas generales de la política del BCE y esta corriente de opinión adversa creada por gobierno y sindicatos es un testimonio de ombliguismo y desorientación.

    Un fuerte abrazo

    Lord Daven

  2. Estoy firmemente convencido de que el ajuste que sufriremos será duro pero absolutamente necesario y que el BCE acierta al subir los tipos un cuarto de punto y que puede perfectamente subirlos otro cuarto de punto a final de año en función de la evolución de la inflacción en la eurozona.
    Sin embargo, la escalada imparable de los precios del petróleo y el resto de materias primas me hace preguntarme si el control de la inflacción será un hecho a corto plazo.
    Desde luego en mi calidad de ciudadano de a pie que está hipotecado y sin demasiado margen de maniobra ante la subida de precios de las materias primas, manifiesto mi indignación por unos responsables políticos y por unos organismos internacionales que no han sabido o querido verificar los riegos de muchas maniobras financieras que sin duda han desestabilizado el horizonte económico mundial.
    Ahora asistimos a inyecciones de liquidez que rescatan quienes no hicieron bien su trabajo o directamente lo hicieron muy mal. Este dinero va a parar a futuros sobre el mercado de las materias primas que es casi lo único que ahora rinde beneficios a costa de una especulación que, de continuar, sumirá en la pobreza a muchas economías mundiales. Generará más y más inflacción y las correspondientes subidas de tipos hasta límites peligrosos «pero necesarios».

    En fin, apelemos al optimismo vital que debe caracterizarnos en tiempos difíciles y confiemos en que el ciclo económico pueda revertirse antes de lo esperado.
    Pero eso sí, que despidan por favor o que bajen el sueldo a los responsables de los mecanismos de control, que bajen al máximo el rating a las agencias internacionales de rating y que paguen a los cerebritos de los «laboratorios financieros» con porcentajes sobre lo que rindan sus propios productos y no con primas en contante y sonnante.

    Un saludo a todos y muchas gracias a Gustavo por sus pedagógicas explicaciones al alcance de profanos en la materia como yo y por la posibilidad de participar en este fabuloso blog en el que aprendo un montón.

  3. Álvaro, a mí me sorprende que el efecto de semejante escalada del precio del crudo no nos afecte más en la inflación. Eso debe ser que tenemos capacidad de soportarlo, o al menos que tenemos más capacidad de soportarlo de la que a primera vista parece que deberíamos tener. Ojalá sea así.
    Saludos y gracias a ti por los elogios al blog.
    Hasta que quieras y que sea pronto.

  4. Pablo de Tarso

    julio 7, 2008 at 11:05 am

    aquí un video para niños…., ejem, ejem, perdón quería decir…. para políticos sobre lo que hace el BCE.

    http://www.ecb.int/home/movie/edumovie_es.wmv

    El crudo sube, pero los costes de refinado, distribución, e impuestos tienen un peso más fuerte en el coste final del usuario ¿o no?

  5. Hola Pablo, encantado de tenerte de nuevo por aquí con tus aportaciones.
    El video es muy simple pero ojalá todo el mundo entendiera bien lo que dice. Gracias.
    Respecto de los costes añadidos al coste del crudo, si quitamos los impuestos, dependen también casi linealmente del coste del propio crudo. Los impuestos a mi juicio deberían de incrementarse para que en España fueran parecidos a los del resto del área Euro. Ahora no parece el mejor momento, pero am medio plazo lo harán. Además creo que es bueno disuadir en lo posible al consumo y eso se logra con precios altos no con precios bajos.
    Lo peor es la componente especulativa sobre el precio del crudo en los mercados de futuros que parece responsable de una parte importante del incremento.
    Saludos cordiales. ¿Qué tal acabó la mudanza?

  6. JOSE LUIS NUÑEZ

    julio 7, 2008 at 5:58 pm

    Desde luego sobre este tema podemos encontrar infinidad de opiniones, más o menos fundadas, más o menos profundas y más o menos interesadas.

    Yo soy de los que pienso que todo este «desaguisado» que nos toca vivir, se ha originado por una política monetaria especialmente relajada. Como bien dices Gustavo, los tipos de interés han estado en términos efectivos reales negativos. Esto significa que quien ahorraba perdía dinero, asi de claro….por tanto todos a gastar como locos al grito de maricón el último!!. No es de recibo que quien ahorra se vea penalizado como ha pasado hasta ahora, y esto cobra especial relevancia en un país como el nuestro con balanza de pagos negativa, es decir dependiente de financiación exterior. En lugar de «premiar» a los pocos ahorradores, los hemos exterminado, como una vil cucaracha.

    Con la política monetaria actual, yo creo, que se está aplicando un poco de cordura, que era la que hasta ahora faltaba. Bien es cierto que la medicina de Trichet es ciertamente dolorosa para muchas familias. Pero mi modesta opinión me parece que no hay muchas opciones. Todos nos tenemos que bajar un poco de la nube donde nos habíamos instalado y bajar a la realidad.

    Saludos,

  7. Hola Gustavo!
    Al final pasó, es comprensible ya que el BCE sólo tiene como objetivo controlar los precios y además no tienen ninguna responsabilidad en la situación particular de España, que por cierto es muy mala, que nos dejen de intentar engañar ya!! Como ya comentabamos hace tiempo esta medida va a tener una gran repercusión aquí, no quiero ser «antipatriota», pero incremento en la morosidad, impagos, situaciones concursales, puede convertirse en un círculo vicioso fatal para nuestra economía. De todos modos y aunque sea fácil decirlo ahora, esto se podía haber evitado o al menos reducido, controlando la burbuja inmobiliaria, pero claro cuando ciertos partidos se financian de ello…cuanto corrompe el poder. Para concluir, me gustaría dejar una pregunta a ver que pensais: Todo el terreno que recorrimos hacia la famosa «convergencia», ¿no lo estamos desandando ahora con la gran pérdida de competitividad que estamos viviendo? ¿Qué consecuencias podría tener a medio/largo plazo?

    Un fuerte abrazo.

  8. Hola José Luis, fíjate lo que decía Hayek, el profeta del neoliberalismo, sobre los bancos centrales y los tipos de interés, en relación a los ciclos:
    La expansión del crédito debido a los bajos intereses hace que los empresarios inviertan en proyectos muy arriesgados y en los que nunca hubieran invertido con unos tipos más altos, y provocan una mala coordinación entre producción y consumo e inflación. Primero hay una gran expansión, pero después una gran recesión hasta que vuelve a ajustarse la economía. El proceso sería el siguiente: el alza de precios resultante de una expansión conduce a la caída de los salarios reales, que induce a la substitución de máquinas por mano de obra y una reducción general de los períodos de producción, y en consecuencia los tipos de interés suben, cae la inversión y la economía sufre un descalabro; a la inversa, en una depresión el alza de los salarios reales reactiva la inversión y la mano de obra es reemplazada por maquinaria y los períodos de producción se alargan. Según este argumento, un nivel de consumo al alza a partir de un cierto punto reduce la inversión más que no la aumenta, y viceversa por lo que hace a un nivel de consumo a la baja.
    No soy yo; esta vez, es Hayek, casi nadie, que está de acuerdo conmigo.
    Un abrazo.

  9. Carlos, no te agobies demasiado. Nuestra economía ha demostrado a lo largo del tiempo una capacidad de adaptación enorme. Funcionamos de miedo pese a los políticos de cualquier signo que estemos sufriendo en cada momento.
    La convergencia con Europa se va a seguir produciendo gracias a nuestra capacidad de trabajo y de adaptación que es asombrosa.
    Ahora, esta vez la corrección va a ser seria; la que merece un período tan excepcional de bonanza.
    Un abrazo.

  10. Mientras en USA se lo piensan:

    http://www.expansion.com/edicion/exp/economia_y_politica/economia/es/desarrollo/1143370.html

    Aquí un señor de derechas necesita un líder a su medida:

    http://app2.expansion.com/blogs/web/belloso.html?opcion=1&codPost=50055

    Yo no, pero el señor Boada dice que el gobierno no coge el «toro por los cuernos»:

    http://www.cincodias.com/articulo/economia/Espana/entrara/recesion/final/ano/Circulo/Empresarios/cdseco/20080707cdscdseco_8/Tes/

    No sé si se refiere al sector de la construcción, cuya cornamenta soportamos todos. Pero me temo que lo que necesitan es flexibilizar el mercado laboral. Lo más sencillo, no vaya a ser que mejorar la productividad signifique «invertir» en bienes de equipo. Eso no pueden permitírselo los empresarios, seamos una vez más comprensivos.

    Pues así pasará el verano, en medio de dimes y diretes y la casi sin barrer.

    Seguramente caigamos, de milagro, en un punto de silla y volvamos a un momento económico normal.

    Y Solbes parece que se ha vuelto taoísta y practica la no-acción. No está mal quedarse quieto si no sabes qué hacer.

    Un saludo Julio-navideño

    Lord Daven

  11. De acuerdo en lo de la encrucijaza para la FED, los tipos tan bajos habrán parado los peores efectos de la crisis pero ni el dólar bajando más ni la inflación desatada va a poder frenarse sin subidas de tipos. Ya conocéis mi opinión.

    Lo del chico de derechas Miguel Ángel Belloso, clamando por el liderazgo de Francia y de Mr. Sarkozy me parece una traición a la patria -todavía peor a 200 años de nuestra guerra contra el francés-, y lo que es peor me parece una tontería descomunal. El Sr. Sarkozy no lidera ni en Francia. ¡Es impresentable!

    Claudio Boada y Fernando Eguidazu tienen razón esta vez. Vamos camino de un recesión y el Gobierno anda despistado. No hay mucho qué hacer, ciertamente, pero lo que hay que hacer no se está haciendo con firmeza. Por ejemplo el diálogo social que reclaman los empresarios debe potenciarse.

    Los cuernos, mejor los de los toros de San Fermín.

    Menos mal que después del triunfo de la selección de futbol hemos tenido a Nadal ganado Wimbledon, ¡qué caballeros, él y Ferderer! ¡Mira que si ganamos el Tour y nos van bien las olimpiadas! ¡Panem et circencis! Fórmula clásica para mantener al pueblo calmado en épocas de crisis.

    Un abrazo.

  12. Mal panorama. Las empresas en crisis, en 2009, no van a aceptar subidas del IPC en los productos y servicios.

    Pero los convenios, marcan en muchas ocasiones subidas del IPC para los salarios. Primera reflexión: muchas empresas se plantearan despidos para afrontar ese falta de balance.

    Y para colmo, los que mantengan el trabajo, veran como el euribor sigue creciendo sin controlar la inflacción, con lo que su poder adquisitivo va a estar en el borde del avismo.

    Negro panorama.

    Saludos,

    JP

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*