El blog de Gustavo Mata

Estrategia: Las reglas del juego en los negocios

Category: Microeconomía de contraste (page 1 of 2)

LECCIONES DE MICROECONOMÍA PARA NEOLIBERALES CONVERSOS. LECCIÓN FINAL (POR EL MOMENTO)

REQUIEM POR EL NEOLIBERALISMO

El Gobierno sustituye al mercado. Se acabó la juerga neoliberal; se acabó el laissez faire laissez paser. El fin de fiesta está siendo un gigantesco castillo de fuegos artificiales que ya se parece más a una hoguera descontrolada que se va a llevar todo por delante. Pero con tanto dinero público disponible con prisas para comprar activos con escasa liquidez y contaminados, ¿cuánta corrupción se va a desatar en la administración de estos fondos? Lo anuncio ya: muchísima; lo veréis.

Estados Unidos, que había seguido una zigzagueante política de intervención-no intervención, pone ahora 700.000 millones de dólares de dinero público para la compra de activos tóxicos y aumenta la garantía pública de los depósitos bancarios de 100.000 a 250.000 dólares.

Reino Unido, que ya había nacionalizado Northern Rock y Bradford & Bingley y había aumentado las garantías de los depósitos de 44.500 a 63.500 euros por cliente, hoy quiere estabilizar el sistema financiero aprobando un plan para comprar acciones de los bancos que ayer sufrieron fuertes caídas que llegaron hasta cerca de un 40 % por importe de 62.000 millones de euros. ¿Lo estabilizará? La medida es una nacionalización parcial de la banca sin precedentes.

Alemania garantiza, a todos, todos los ahorros depositados en los bancos y rescata el Hypo Real Estate poniendo encima de la mesa 50.000 millones de euros.

Francia, Bélgica, Holanda y Luxemburgo ayudan a Dexia con 6.400 millones. BNP Paribas toma el control de Fortis. Holanda toma el control de las unidades de Fortis en Holanda por 16.800 millones. Bélgica, Holanda y Luxemburgo inyectaron 11.200 millones. Y han subido la garantía pública a los depósitos a 100.000 euros.

Suecia ha duplicado la garantía de los depósitos, hasta 500.000 coronas (52.000 euros).

Irlanda garantiza todos los depósitos durante dos años.

Italia planea un plan de capitalización de hasta 6.600 millones para Unicredit.

Islandia inyecta 10.000 millones en el sistema bancario.

En España el Tesoro va a financiar a la banca a largo plazo. Pese a que Pedro Solbes reiteraba, hasta hace nada, su fe liberal diciendo “el Ejecutivo no puede sustituir a los mercados”; aunque al tiempo – cosas de las dudas de fe – pedía que el Banco Central Europeo “debería ir más lejos y facilitar más liquidez y por plazos algo mayores a los mercados bancarios”. La forma de financiación es un fondo que adquirirá activos a la banca, lo que equivale en la práctica un gran préstamo por el que el Estado cobrará un interés. Todavía no nos han dicho el precio ¿cuánto cobrará el Tesoro a la banca por esto?, ¿qué comprará el Tesoro? Lo probable es que compre emisiones de titulización: o sea agrupaciones de créditos, que una agencia de riesgo habrá calificado como buenos – lo mismo que en EEUU, ¡qué miedo! – y cédulas hipotecarias: o sea bonos garantizados por estos créditos – ¡más miedo! –

En fin, me da la impresión de que algún carroñero de las finanzas estará, como el lobo de Caperucita, relamiéndose de gusto, pensando en el festín que se puede pegar haciendo el guarro al administrar estas gigantescas cantidades de dinero, dinero que es de todos y que al final, en parte importante, acabará en las arcas de algunos, no precisamente de los más pobres. No es demagogia, es análisis científico riguroso a la vista de lo ocurrido en la historia de la humanidad.

Y  lo hacen para salvar un sistema financiero, ¿pero el sistema no es el que nos ha llevado a esta hecatombe?; y lo hacen porque es lo que nos conviene. ¡Ahhh, menos mal que alguien se preocupa por nosotros!

Hay que fastidiarse.

MICROECONOMÍA DE CONTRASTE PARA NEOLIBERALES CONVERSOS. LECCIÓN 8

MANUAL PARA NEOLIBERALES ARREPENTIDOS

Sacado del texto de tres páginas en donde se anuncia la mayor intervención de la historia de la economía de mercado

“(…) Sec 2. Compras de activos relacionados con hipotecas.

(a) El secretario [del Tesoro] está autorizado a comprar, (…) en los términos y condiciones que determine el secretario, activos relacionados con hipotecas de cualquier institución financiera que tenga su sede en EE UU.

(b) El secretario está autorizado a emprender las acciones que el secretario considere necesarias para llevar a cabo las medidas autorizadas en esta ley, que incluyen, sin limitaciones:

(1) nombrar a los empleados que sean necesarios (…) y definir sus obligaciones;

(2) firmar contratos, incluidos contratos de servicios (…) sin tener en cuenta ninguna otra disposición legal sobre contratos públicos;

(3) designar instituciones financieras como agentes financieros del Gobierno, que realizarán todas las tareas razonables derivadas de esta ley, (…) que puedan ser necesarias;

(4) establecer vehículos que estén autorizados y sujetos a la supervisión del secretario para comprar activos relacionados con hipotecas y emitir bonos; y

(5) elaborar las normativas y directrices que puedan ser necesarias o apropiadas para definir los términos y llevar a cabo las medidas autorizadas en esta ley.

Sec. 3. En el ejercicio de las autoridades otorgadas por esta ley, el secretario tendrá en consideración los medios para (1) proporcionar estabilidad o evitar perturbaciones en los mercados financieros y el sistema bancario; y (2) proteger al contribuyente.

Sec. 4. En el plazo de tres meses desde el primer ejercicio de los poderes concedidos en la sección 2(a), y con carácter semianual a partir de ese momento, el secretario informará a los Comités de Presupuesto, Servicios Financieros y Recursos de la Cámara de Representantes, y los de Presupuestos, Finanzas y Banca, Vivienda y Asuntos Urbanos del Senado, sobre los poderes ejercidos en virtud de esta ley y las consideraciones exigidas en la sección 3.

Sec. 5.

(a) Ejercicio de derechos. El secretario puede, en cualquier momento, ejercer cualquier derecho recibido (…).

(b) Administración de activos. El secretario tendrá autoridad para administrar los activos (…) incluidos los ingresos y riesgos de cartera derivados de ellos.

(c) Venta de activos relacionados con hipotecas. El secretario puede, en cualquier momento, con arreglo a términos y condiciones determinados por el secretario, vender, acordar préstamos de valores, transacciones de recompra o cualquier otra transacción financiera (…)

(d) Aplicación de Sunset [fin del periodo de vigencia de una ley extraordinaria] (…). La autoridad del secretario para conservar cualquier activo relacionado con hipotecas (…) antes de la fecha límite en la sección 9, o para comprar o dotar la compra (…) en virtud de un compromiso firmado antes de la fecha límite en la sección 9, no está sujeta a las disposiciones de la sección 9.

Sec. 6. Máximo importe de compras autorizadas. (…) No podrá superar la cantidad de 700.000.000.000 dólares (…).

Sec. 7. El secretario puede emplear los beneficios de las ventas de cualquier valor emitido en virtud del capítulo 31 del título 31 del Código Federal de Estados Unidos, y los propósitos para los que pueden emitirse valores en virtud del capítulo 31 del título 31 del Código Federal de Estados Unidos quedan ampliados para incluir las acciones autorizadas en esta ley, incluido el pago de los gastos de administración. Cualquier dinero gastado en acciones autorizadas por esta ley, incluido el pago de los gastos de administración, se considerará apropiado (…).

Sec. 8. Las decisiones del secretario (…) están libres de inspección, dependen de la discreción del organismo y no están sujetas a la inspección de ningún tribunal ni organismo del Gobierno.

Sec. 9. Los poderes otorgados por esta ley, con la excepción de los poderes otorgados en las secciones 2(b)(5), 5 y 7, quedarán rescindidos a los dos años de la fecha de entrada en vigor de esta ley.

Sec. 10. Aumento del límite estipulado para la deuda pública. (…..) 11.315.000.000.000 dólares [frente a los 10,6 billones actuales].

Sec. 11. Reforma del crédito. Los costes de las compras (…) en virtud de la sección 2(a) (…) se determinarán con arreglo a la Ley Federal de Reforma del Crédito de 1990, como sea apropiado.”

Lo mejor del asunto es el apoyo argumental al presentarlo: “Si el plan no se aprueba, que el cielo nos asista”; o “si no lo hacemos, habrá un desastre en los mercados”. Ya estamos con la apelación al miedo como argumento.

MICROECONOMÍA DE CONTRASTE PARA NEOLIBERALES CONVERSOS. LECCIÓN 7

Ahora mismo no se atreve nadie; haría falta demasiado morro, pero más pronto que tarde volverán a parecer los dogmáticos neoliberales como aparecen las setas después de una lluvia en otoño. ¡Atentos! Nunca han faltado. Estimularán su aparición, una vez más, los cínicos, y lo harán en cuanto vuelvan a necesitar de su complicidad para poder volver a abusar de todos los ilusos; los ilusos que enseguida se creen las respuestas que los dogmáticos tienen para todo, aquellos débiles mentales que nunca piensan por sí mismos, los pobres hombres, los  que creen que sus problemas y los de la sociedad se pueden arreglar con un recetario, o con un libro más o menos sagrado, o con una teoría económica o social simplista proporcionada por el dogmático de turno – me da igual que sea el marxismo que el liberalismo -.

Ahora todos parecen inclinados a cambiar el sistema imponiendo de nuevo normas severas para controlar los mercados, pero insisto, pronto empezaremos de nuevo a ver a los predicadores de la no intervención en los cruces de los caminos largando sus sermones mientras que los sinvergüenzas al amparo de la relajación se vuelven a forrar a costa de los ilusos indefensos. Suelo decir que los dogmáticos “creen” y por eso no necesitan pensar; ya tienen las respuestas a todas sus posibles preguntas. Los escépticos no paramos de hacernos preguntas, porque no estamos seguros de nada; somos refractarios a los predicadores de verdades reveladas porque no renunciamos a lo más humano del hombre: sus dudas, su capacidad de poner todo en cuestión constantemente como único elemento de progreso en el conocimiento. Pero quedan los cínicos que, como ahora acaban de hacer, no tiene el menor recato en poner a los principios a trabajar para ellos. Si me van bien los dogmas los abrazo, si no me convienen apostato, cuando me vuelvan a convenir ya me convertiré de nuevo. Y mientras tanto los ilusos sin atreverse a mandar al cuerno los principios del dogma y a pensar por sí mismos porque ¡da tanta pereza dudar y preguntarse todo de nuevo cada día!

¿Por qué no se suicidan? Los muertos están muy tranquilos.

Los escépticos tal vez no somos tan felices como los ilusos pero no hay quien nos pueda manipular. Somos libres.

Para haceros pensar en quién se lo lleva crudo mientras el contribuyente financia la intervención, que por cierto no va a destinada a regalar las casas que los pobres hipotecados hasta las cejas no han podido pagar, como era previsible, sino a garantizar que los bancos que prestaron sin garantía cobren, os reproduzco algunos datos: los CEO´s de las dieciséis compañías más afectadas por la crisis ganaron en 2007, 334 millones de dólares (236 millones de euros), un 30% más que en 2005. Daniel Mudd de Fannie Mae tendrá derecho a una indemnización de 8 millones de dólares si le despiden; Richard Syron el de Freddie Mac casi el doble: 15 millones; John Thain de Merrill Lynch y sus dos lugartenientes, los que fichó hace algo más de un año cuando se hizo cargo del puesto, se van llevar 200 millones de dólares si les echan; Robert Willumstad de AIG que lleva sólo tres meses en el puesto se llevaría 7 millones.

¿Será verdad lo de que no hay cosa más tonta que un pobre de derechas? A veces pienso que mucha gente debe pensar que puede que sea igual de tonto que un rico sea de izquierdas.

Para terminar un consejo: no os echéis al monte que así tampoco se arregla nada. Pero que no os roben el pensamiento nunca más los dogmáticos, sean del signo que sean. Sed libres aunque sea incómodo, lo otro es un suicidio de la mente y de la voluntad.

Amén.

MICROECONOMÍA DE CONTRASTE PARA NEOLIBERALES CONVERSOS. LECCIÓN 6

LOS PRINCIPIOS DE LA TEOLOGÍA NEOLIBERAL SE PUEDEN MANDAR AL LIMBO CADA VEZ QUE LOS INTERESES DE QUIEN LA DEFIENDE SE VEAN AFECTADOS

“Where have all the neoliberals gone, long time passing, Where have all he neocons gone, long time ago”

Eso podría cantar hoy Bob Dylan, al comienzo de este otoño sin flores y con los neoliberales en desbandada. ¿A dónde se han ido los predicadores de que el estado y su intervención en la economía eran el problema y no la solución?

Veamos el vertiginoso zig-zag reciente –ahora intervengo, luego no intervengo, después vuelvo a intervenir- de la Administración de George W. Bush. Primero, no hace un mes, interviene para impedir que las dos grandes hipotecarias -Freddie Mac y Fannie Mae, empresas que finalmente tenían una garantía pública desde su constitución, aunque fueran privadas- se hundan. Pero luego, después de un fin de semana en Wall Street lleno de intentos de que alguien se hiciera cargo del desastre de Lehman Brothers se vuelve a aplicar el principio del que la hace la paga y no se impide la quiebra. Claro, entendida la lección, inmediatamente después, Merrill Lynch es salvado in extremis por la compra de Bank of America. Claro que después del mensaje dado que no se puede acudir a salvar cualquier cosa, sin solución de continuidad, no queda otra que acudir al rescate de la primera aseguradora del mundo AIG a punto de quebrar.

Pero el problema es más grave: todos los ídolos de la hoguera de las vanidades de Wall Street están tambaleándose: Morgan Stanley, Goldman Sachs, HBOS, Washington Mutual… Y además las bolsas de todo el mundo se hunden. Los especuladores toman posiciones a la baja sobre todos los valores sospechosos. Todavía se hunden más. La FED no puede parar esto bajando los tipos que ya son casi 0. Y entonces Bush, se “cisca” definitivamente sin ambages en los principios neoliberales y anuncia la creación de una gran agencia que adquiera los activos tóxicos -¿quién será el agente tóxico que todo lo contamina me pregunto yo?- y prohíbe las compras a la baja a plazo y a crédito en bolsa. El coste de la medida anunciada es aún incalculable, pese a ello todos se parapetan tras el argumento de que costará a las familias americanas mucho menos que la alternativa. ¿Será ésta la primera verdad qué dicen o será otra mentira más?

Hay que fastidiarse, después de tener que aguantar lo que hemos aguantado a los dogmáticos del no intervencionismo y del libre mercado sin restricción alguna tenemos que ver esto: George W. Bush el pontífice máximo de esa nueva teología neoliberal poniendo en marcha una intervención sin precedentes que puede llegar a representar según el economista Kenneth Rogoff, entre el 7% y el 14% del PIB, o sea entre un millón o dos millones de millones de dólares.

Ahora todos claman por una supervisión que impida el caos que ha generado el liberalismo sin control. Hasta John McCain se ha convertido al intervencionismo y al control rígido de los mercados cayéndose súbitamente del caballo neoliberal que graciosamente montaba, como cayó Saulo mientras perseguía cristianos para después de la caída convertirse al cristianismo. Dice McCain que hay que limpiar Wall Street. Hay que ver esto de la proximidad de las elecciones lo que ayuda a flexibilizar las posturas.

¡Ay!, ¡si yo tuviera una escoba, cuantas cosas barrería!

MICROECONOMÍA DE CONTRASTE PARA NEOLIBERALES CONVERSOS. LECCIÓN 5

LA ELASTICIDAD DE LOS PRINCIPIOS O LOS MACARRAS DE LA MORAL

Todos los que tenemos alguna idea de economía sabemos que cuando pequeñas variaciones de los precios afectan mucho a la demanda de un producto hay una alta elasticidad de la demanda frente al precio. Es la elasticidad precio demanda. Hoy, gracias a la crisis – no hay mal que por bien no venga -, descubrimos un nuevo concepto relacionado que ponemos en circulación: la elasticidad de los principios – son las ventajas para la ciencia del análisis comparado – .

Aunque el concepto es tan viejo como el hombre: “sostendremos inquebrantablemente nuestros principios… ¡mientras nos convenga!” Y, como dicen en mi pueblo: “¡viva Dios que nunca muere y si muere resucita!”.

Leo que la CEOE reclama “un paréntesis” en el libre mercado para atajar la crisis. ¡Buena idea! Así que después de tanto dar la barrila con el libre mercado, ahora ¿lo suspendemos? ¡Vaya por Dios!, me convencen de que el mercado lo arregla todo y ahora que ya me lo había creído resulta que no es así. ¡Vamos hombre! ¡Eso no se le hace a una persona como yo!: o somos o no somos, pero no según estemos; ¿en qué quedamos?

El presidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán dijo – os lo prometo por mi honor que lo dijo – “Creo en la libertad de mercado, pero en la vida hay coyunturas excepcionales. Se puede hacer un paréntesis en la economía de libre mercado”; y pidió al Gobierno “socialista” que sea más intervencionista. “El ICO [Instituto de Crédito Oficial] tiene que buscar soluciones, hacer una excepción y dar avales a los bancos para que financien el circulante de las empresas”. Es como si dijera: creo en Dios siempre que cuide de mi salud y mi fortuna, pero si enfermo o me empobrezco suspendo temporalmente mi fe. ¿Os suena?

Eso es una moral elástica y lo demás son rigideces dogmáticas. ¡Qué morro! Podía añadir que el mercado es: “mientras los beneficios me los llevo crudos, las pérdidas las socializamos” ¿Vale?

Y luego, me llamarán a mí demagogo por escandalizarme.

Pero luego dijo más y ahí es donde yo entendí la razón moral última que guía el interés de D. Gerardo: su preocupación por los parados. Dijo: “No he visto ninguna situación como ésta en España ni en el mundo. Si no se toman medidas excepcionales, el paro será mucho mayor de lo que el Gobierno cree”. “Y el millón de parados más que pronosticó hace meses, asegura, se quedará corto a medio plazo”. Casi como lo del metro: un tío mal encarado se te acerca y te dice: “es triste de pedir pero más triste es robar, señorito deme algo” lo llamaremos chantajitos coyunturales. O sea el recurso a meter miedo.

Ya lo decía Serrat, los que nos tratan de meter miedo para arrimar el ascua a su sardina son los “macarras de la moral”: “son la salsa de la farsa, el meollo del mal rollo, la mecha de la sospecha, la llama de la jindama; son el alma de la alarma, del recelo y del canguelo, los chulapos del gazapo: LOS MACARRRAS DE LA MORAL”. Eso me parece hoy  el máximo dirigente de la CEOE, un chulo de la moral neoliberal que vive de ella poniéndola a hacer la calle cuando le interesa.

¡Qué mal ejemplo para los jóvenes emprendedores!

Empresarios: ¡No os afiliéis a esas patronales!

Page 1 of 2
1 2
Older posts