El blog de Gustavo Mata

Estrategia: Las reglas del juego en los negocios

IKEA

Lo que es la seguridad de IKEA en que su modelo es imposible de batir que está dispuesta a financiar a sus ¿competidores? con tal de que le permitan instalarse.

IKEA es imbatible en costes por su tamaño y su experiencia, pero también lo es por la singularidad inimitable de su fórmula.

Se pongan como se pongan, los fabricantes y  los vendedores valencianos de muebles lo tienen  crudo. Tiene menos futuro que Antonio Machín. Por eso a IKEA le da lo mismo quién se ponga al lado y, si hace falta, con tal de que le dejen instalarse, paga a los demás para que se lo hagan, con tal de que se callen.

Los valencianos, hasta ahora, debían peregrinar a las tiendas de IKEA de capitales próximas. Mejor que les pongan una tienda cerca.

Alguien que ha hecho tanto porque todos podamos tener muebles de excelente diseño a bajo precio y con una variedad descomunal es un benefactor de la humanidad; si además se forra él a mí me parece muy bien. Una empresa que demuestra tanto talento merece acumular capital para seguir haciendo lo que hace u otras cosas parecidas. ¡Ojalá sigan acertando!

5 Comments

  1. ¡¡Cuanto nos falta por aprender!! Gracias por esta lección Mr. Ikea

  2. Hola Gustavo:

    No tiene mucho que ver con el título de este comentario, pero me parece oportuno comentártelo. Se trata de un blog con el título “Cómo hundir una empresa en 100 dias” que he conocido hoy. Es posible que tu ya lo conozcas, por eso me gustaria saber tu opinión. Parece increible que en estos tiempos, puedan pasar cosar como las que cuentan…

    http://elconfidentexxi.wordpress.com/

    Saludos

  3. Gustavo, totalmente de acuerdo con lo que dices (ya sé que esto suele ser un problema para tí pero bueno..).

    Desde hace años me sorprende la estrategia de Ikea, pero aún más que no hayan copiado su fórmula (léase Modelo de Negocio)?? Al menos si ha habido copias son tan malas que no me he dado cuenta, no conozco otra empresa que realize el end-to-end desde el diseño a la post-venta, con los mismos principios de diseño, calidad y bajo coste de Ikea.

    Bien por los suecos. No hay que olvidar que es el mismo País cuya bandera inspiró los colores de Boca Juniors.

  4. En otros artículos has defendido también el modelo de cadena de tiendas, y lo explicabas por el valor añadido que esto añadía al producto, que era un valor que se quedaba en la nación.

    Aún así ¿qué podrán hacer algunos vendedores de muebles españoles si efectivamente tienen que cerrar algunas de sus tiendas porque no pueden competir?, ¿tú qué les dirías? Tendrán que renovarse, lo más posible, y mcuhos de los medios tecnológicos y los recursos creo que los debería poner el gobierno para que pudiesen formarse de nuevo.

    Esto ya pasó en la integración regional de los paises asiáticos orientales, en la teoría de los gansos voladores, Japón empezó fabricando ropa, más tarde este producto ya no era rentable hacerlo y se trasladó a Corea del Sur y más tarde igualmente hacia Vietnam, pero lo importante es que todos estos países tuvieron que pasar por este proceso para enriquecerse. Más tarde el gobierno de Japón habilitó un programa para que los trabajadores se especializaran en construir televisores, o en algo más sofisticado, y así sucesivamente, el progreso tecnológico tan descomunal que ha llegado a los países de esa integración oriental.

    Sin embargo EEUU un país que al principio exportaba zapatos hoy día importa todo lo que consume, y su industria fundamental es la tecnológica, sin embargo no ha sabido hacer una integración regional con los países meridionales que le abastecen, del mismo modo que la integración asiática, es decir, estamos ante otro modelo, no el de los gansos voladores, sino el modelo del “callejón sin salida”. Porque los países del sur de EEUU siguen sin poder desarrollarse.

    Pues bueno, algo de este doble modelo nos puede suceder a nosotros si no empezamos a renovarnos y a progresar también del mismo modo, y debiéramos tener verdaderamente el apoyo regional de la eurozona, y desde luego, no me parece mal que Ikea se instale en España, del mismo modo se plantea el problema del mercado chino y su enorme potencial de implantación en nuestras ciudades modernas; también si me ahorro un dinero en una tienda china, ese ahorro lo puedo aplicar en gastarlo en un restaurante de mi barrio o en comprar un producto tecnológico.

    En fin la cuestión es algo que los economistas no saben ver muy bien, el aspecto social y político, en estos casos es necesario que se cree desde el gobierno una conciencia de la renovación de los aspectos tecnológicos y de nuestra base de producción, de lo contrario tendremos y sufriremos consecuencias como las del modelo del callejón sin salida.

    Yo creo que podemos competir en los servicios, el enorme e importante sector de los servicios y hemos demostrado que sabemos hacerlo, así como en el turismo. Y desde luego volver al sector de la construcción, ver en lo que se puede revitalizar y adoptar unos precios coherentes para que vuelva a asentarse una nueva confianza.

    No obstante, no todas las actividades son cualitativamente iguales, algunas tendrán que ser subvencionadas, como las del sector primario.

    Yo creo que si todo esto lo hacemos bien, si el gobierno pone los elementos necesarios para la formación de los trabajadores, que es tan importante, si realmente empieza a hacer ya algo, a mirar de verdad en los intereses políticos y nacionales, tendremos aquí una vía para poder salir de la crisis, yo así lo deseo.

    Espero que estés bien, Gustavo, se te echa de menos.

    Un saludo!

  5. Además, la cultura sueca, que tiene enamorados a todos los que trabajan en IKEA, se palpa por todos los lados, vamos que el longevo Ingvar Kamprad, su fundador, además de sentirse orgulloso de su tierra, encima ha sabido impregnar su legado de principios, valores y atributos universales contra los que nadie puede hacer nada, nadie puede oponerse, pues el uso de las reglas más elementales de convivencia empresarial, aquellas que ahora recogen las rezagadas asignaturas de Responsabilidad Social Corporativa, son las que han conseguido elevar a la máxima categoría aquello de “El trabajo dignifica al hombre”.

    A pesar de algunos trapiés en el pasado donde el control de todas las fases de su cadena de valor dejó algo que desear, la política de IKEA ha permitido desarrollar industrias y tecnologías en países exportadores de materias primas naturales que sin los compromisos a largo plazo con la cadena no habría sido nunca posible.

    A parte de todo esto, después de tres o cuatro envites, ahora no recuerdo, decidí no volver nunca más a comprar en IKEA, me terminó pareciendo de locos y… de una estética dudosa… para mí, claro.

    Ahora siempre compro muebles como lo hacían mis padres, a las afueras de Madrid, visitándo “Fábricas” o “Hiper-Superfices” de muebles donde veo, mido y compro, portes e instalación incluído.

    Ciao.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*