El blog de Gustavo Mata

Estrategia: Las reglas del juego en los negocios

Tag: Aznar

OPINIONES

George W. Bush es, a juicio de la mayor parte de los analistas, el peor presidente de Estados Unidos y eso que los ha habido paradigmáticos por su ineptitud como Gerald Ford, del que se dijo en su tiempo que no era capaz de hacer más de una cosa al tiempo; por ejemplo, se decía que era incapaz de andar y mascar chicle al tiempo; Ford se caía de sus pies cada dos por tres por problemas evidentes de coordinación motora.

Tampoco es que la serie de presidentes sea una acumulación de talento extraordinaria: hay de todo. Helen Thomas, una institución como cronista de la Casa Blanca, que estuvo durante más de cincuenta años en la primera fila de las ruedas de prensa del presidente, contestó a una persona que le preguntó el porqué de su expresión triste después de una rueda de prensa de Bush: “es que debo cubrir al peor presidente de la historia de Estados Unidos”.

Un estudio reciente entre historiadores organizada por la Histoy News Network mostró que el 61% pensaba que Bush había sido el peor presidente de los cuarenta y tres que ha habido. Es un ser simple, por no llamarlo de otra manera, de una mediocridad intelectual patente, capaz de numeritos como el de la galleta con la que se atragantó en su rancho hasta desmayarse, o de estar un buen rato mirando atentamente a un cuento para niños que estaba del revés, mientras le grababan con una niña en brazos, a la que le estaba contando, presuntamente, el cuento. De estas anécdotas hay muchas.

Pues bien, nuestro ínclito e inefable ex Presidente Aznar dice de él, en un artículo publicado hoy por el diario francés Le Figaro , que “la historia hará justicia”. Ahora, en la hora del adiós, le “parece honesto reconocer que George W. Bush ha trazado la vía que debemos seguir” en el futuro. “Nos ha transmitido su mejor herencia: la herencia de la libertad”; “su determinación y su visión han sido fundamentales” para combatir la “tiranía y la barbarie”.

En fin, como siempre, para cualquier tema hay opiniones diversas. A mí Bush me ha parecido un horror como presidente. Pero viva la libertad de opinión y de expresión; me encanta que Aznar piense lo contrario de lo que pienso yo.

A VER SI SE ENTERA USTED D. JOSÉ MARÍA…

Sr. Aznar, me recuerda su actitud actual frente al cambio climático a la que tuvo Vd. mientras brindaba en una cena con un buen vaso de vino en la mano cuando soltó aquello de: ¿quiénes son ustedes para decirme a mí cómo tengo que conducir? Digo su actitud actual porque Vd. antes, cuando mandaba, se adhirió al Protocolo de Kioto y negoció las cuotas de emisión de CO2 para España, como si el asunto fuera grave, aunque luego su gobierno y el actual se hayan pasado por ese sitio, por el que algunos españoles: los chulos, castizos y machistas, se pasan a veces sus compromisos: el llamado por ellos arco de triunfo (¡qué horror de frasecita!).

Hay cambio climático y calentamiento global aunque a Vd., según sople el viento de la historia sobre su bien poblada – y mal cortada – cabellera, se le antoje interpretar esto de una manera o de otra.

Vd., como todos, está obligado a ser objetivo en cuanto a los hechos probados, aunque sea libre de interpretarlos como le plazca, pero debería ser más coherente y no cambiar de discurso como quien cambia de corbata. Claro que eso en Vd. es casi la norma; aunque debo reconocer que entre los de su oficio de político, sean cual sean las siglas a las que sirvan – porque a eso se dedican ustedes: a servir a sus siglas más que a servir a los ciudadanos que les votamos-, eso sea más común que lo contrario.

El cambio climático es un hecho y se debe al efecto de la actividad humana en el medio natural. Las consecuencias en cuanto al aumento de la temperatura, al aumento de las catástrofes naturales ligadas al cambio en el clima, al aumento del nivel del mar, a la desertificación, etc. son innegables. Puede que las consecuencias a corto plazo sean gravísimas. Aunque no es seguro que sea así, hay un consenso científico universal acerca de la estimación del riesgo, del impacto probable del mismo y del plazo al que se puede producir: enorme impacto, riesgo muy alto de que ocurra y a corto plazo.

Fíjese bien en lo que le explico, que aunque sea usted de letras esto lo puede entender muy bien cualquiera y más Vd. que es un opositor de éxito, y luego pregúntese: ¿José María, por qué no te callas?

1. Desde mucho antes de la aparición del hombre sobre la tierra, ha habido, durante centenares de miles de años, una proporción casi fija de 280 partes por millón de CO2.

2. En menos de 200 años la hemos llevado hasta 380 ppm quemando combustibles fósiles.

3. La tierra recibe la energía del sol que filtrada por la atmósfera, que nos evita la radiación más perjudicial, es en parte rebotada – sobre todo, por los casquetes polares – y en otra parte absorbida por la tierra.

4. La tierra al calentarse emite también radiación en frecuencias más bajas, en una banda infrarroja, que la atmósfera, en parte, manda hacia la tierra de nuevo. Es el efecto invernadero.

5. El CO2, el vapor de agua, el metano y los gases nitrosos son los gases que provocan el efecto invernadero y cada vez hay más en la atmósfera lo que produce un calentamiento global cuyo origen se debe, casi exclusivamente, y en su inmensa mayor parte, al impacto de la actividad humana.

6. Además el fenómeno se realimenta agravándose pues el calentamiento aumenta el vapor de agua en la atmósfera lo que aumenta el efecto invernadero y este aumenta el calentamiento…

7. Y también porque el calentamiento origina el deshielo de las masas polares lo que hace que se refleje menos energía por los espejos polares hacia el espacio con lo que aumenta más el calentamiento…

8. El mar fija ahora la mitad del CO2 que lanzamos a la atmósfera. Por si fuera poco todo lo anterior el calentamiento del mar hace que se reduzca la capacidad de fijar CO2 del mismo y a medida que el mar se calienta no absorbe tanto CO2 y va desprendiendo el que tiene almacenado lo que aumenta el efecto invernadero…

¿Va seguir Vd. diciendo lo que dijo conociendo esto, o la próxima vez va a hablar de otro tema, tal vez de nuevo irresponsablemente, dejando de nuevo a su partido, y quedando Vd., en evidencia?

Entiendo que se sienta ahora, con la edad y desde su retiro político, más libre para opinar, pero no puede dejar de sentirse responsable. Yo con los años me siento también cada vez más libre, pero no menos responsable del mundo que hemos hecho y que les dejamos a nuestros nietos. Responsabilidad es asumir las consecuencias de lo que uno dice o de lo que uno hace, y lo de ayer es una irresponsabilidad.

Ánimo D. José María, reflexione y rectifique. Piense que nunca es tarde para hacerlo. La vida empieza de nuevo cada día. El pasado ya no existe. El último pedazo de pasado que nos quedaba se nos escapó hace un momento entre los dedos. Sólo importa, de verdad, el futuro.

Y sobre todo, para cada abuelo, lo que importa es el futuro de sus nietos. Tratemos todos juntos de conseguir un mundo mejor para ellos: un sitio en el que puedan vivir. ¿Verdad que me entiende?

EL FUERA DE JUEGO DE OBAMA Y EL PREVISIBLE FUERA DE JUEGO DE ZAPATERO

Los neoliberales  americanos -neoliberales por llamarles algo; me refiero, lógicamente, a la administración republicana, casi cesante, del ínclito George W. Bush- han sorprendido a toda la izquierda -por llamarla también así; me refiero al partido demócrata y singularmente a la candidatura de Obama- adelantando su línea defensiva casi hasta el centro del campo de juego dejándo a todos en flagrante fuera de juego. Tan es así que incluso Mc. Cain se ha permitido el lujo de ser más crítico con la medida de Bush que el propio Obama. Vamos a ver qué consecuencias tiene esta maniobra tan burda y tan obscena en la campaña electoral y en las elecciones de Noviembre. Creo que va a resultar decisivo.

Eso supone un cinismo atroz por parte de Bush y  una ingenuidad tremenda por parte de los otros. Bush -es el colmo- llega a decir que ya veremos cuál ha sido la causa, que ahora hay que arreglar los efectos, como si éstos, los efectos, fueran independientes de la causa. ¿Cómo entender ésto? Muy sencillo la causa del desastre es su política de liberalismo a ultranza y de relajación dolosa de los controles apelando a la libertad de los mercados hasta ahora sacrosanta. Eso es lo que habría que corregir y dejar que cada palo aguantara su vela para que la crisis la pagaran los que la han provocado. Pero la mejor forma de pasar desapercibido es decir: yo lo arreglo sea cuál sea la causa; en lugar de decir: lo tengo que arreglar porque los afectados son mis amigos, cargándole al contribuyente en general el coste del fracaso del sistema financiero capitalista por culpa de mi falta de control y de mi política de liberalismo a ultranza; dicen: yo lo arreglo para que veáis cómo soy de bueno y luego ya veremos cuál era la causa. Y a Obama le dejan sorprendido y se ve obligado a decir que ahora lo importante es arreglar el lío sin más remedio que estar de acuerdo, mientras Mc. Cain se atribuye el papel del crítico. ¡Qué listo!

En España la izquierda cargada de complejos por su pasado dogmático e intervencionista, por lo que podríamos llamar sus pecados originales, estaba tratando de hacerselos perdonar adoptando la línea de que es mejor dejar que el mercado arregle las cosas aunque haya que correr con el gasto social que supone la crisis en parados, presumiendo de ello, y se ha encontrado con la mayor intervención que los siglos han contemplado, propuesta sin el menor pudor por aquellos que habían elevado a la categoría de sacrosanto el principio de que todo lo arregla el mercado. ¿Qué dicen?: nada, les han dejado sin argumentos.

Preparaos ahora a oir el coro de los monaguillos del imperio yankee, en su versión más derechista, los monaguillos de este lado del Atlántico quiero decir, entre los cuales está casi como sacristán mayor honorario nuestro ex Presidente Aznar, rizando el rizo. Seguro que van a aplaudir hasta con las orejas; no sé aún con qué argumentos pero seguro que con un poco más de cinismo aplicado los encontrarán: veáse el razonamiento de Díaz Ferrán en el pasado reciente. De paso acusaran a Zapatero de ingenuidad y de inacción frente a la crisis. Con razón. Al fín vuelve a ser el bamby que parecía al principio: un pardillo, vamos. Va a ser de aupa el ataque. ¡Qué mas da que todo esté basado en una obscena forma de manipular todo! Lo lamentable no es sólo lo que van a hacer unos, es igual de lamentable lo que por acción, y sobre todo por omisión, están haciendo y dejando de hacer los otros.

¡Ay!

NOTICIAS QUE ME GUSTAN Y NOTICIAS QUE NO ME GUSTAN

No me gusta: ni Bush ni Berlusconi me gustan nada. Están de acuerdo.¡Dios los cría y ellos se juntan!

Me gusta: una de las peores cosas que nos han pasado en este recién comenzado siglo es que EEUU se haya saltado la endeble legalidad internacional, construida con gran esfuerzo durante el siglo XX,  con la invasión de Irak -y Aznar empeñado en salir en la foto de la peor versión de la historia representándonos a todos los españoles y salió-. Una de las consecuencias de esa falta de respeto -me da vergüenza llamarlo sólo así- es el horror de Guantánamo. A ver si terminan de verdad con esa lacra. Para vencer al terrorismo no hace falta eso. Y aunque así fuera tampoco se puede hacer así. Por cierto,  a ver si los cubanos echan a Castro- a ambos hermanos, si puede ser, a la vez- y al tiempo que pedimos Gibraltar para España, podemos pedir Guantánamo para Cuba. Cuba y España nunca se engañan, como decía Compay Segundo, España tiene su vino y Cuba tiene su ron…