El blog de Gustavo Mata

Estrategia: Las reglas del juego en los negocios

Tag: Rato

RATO AL PODER

Se me acaba de ocurrir una idea para ayudar al PP en el tremendo lío que tienen montado -con Caja Madrid, con la pugna entre Esperanza Aguirre y Alberto Ruíz Gallardón, con la falta de liderazgo de Mariano Rajoy y con los problemas de Rodrigo Rato, que busca un acomodo propio de su pasado, después de dar la espantada en el Banco Mundial-.

¿Por qué no poner en la Presidencia del PP a Rato, que como dice Rajoy, es el mejor? Hay que poner a los mejores, ha dicho Mariano: ¡pues poned a Rato al frente del partido que es el que más vale!

¿Y qué hacer con Mariano? ¿Qué tal que se retire a su profesión de Registrador de la Propiedad en Santa Pola y a su afición a la bicicleta? La verdad es que ha demostrado ser tan inútil que lo mejor es que se vaya ya; a tiempo mejor que tarde.

Lo de Gallardón y Aguirre no está mal. ¡Qué sigan así! No les va nada mal. Seguimos sin distinguir al líder del PSOE en el Ayuntamiento y en la Comunidad en un grupo de más de tres personas. Ellos – Gallardón y Aguirre – cada vez tienen más electores y más fieles. ¿Entonces?: ¡qué se sigan peleando!

Y de paso, que cambien a Ignacio González y a Granados.  Estos dos caballeros podían volver a la política municipal, en donde el caso Gürtel ha dejado muchos puestos libres. Es sólo una sugerencia.

Bueno amigos, el post es un divertimento inocente con una clara segunda intención. Esto de Caja Madrid es una obscenidad insoportable. ¿Las Cajas están al servicio de los Partidos? ¡Noooo! ¿Entonces? ¿Están al servicio de los ciudadanos? ¡Tampocoooo!

¿Por qué no acabar con las Cajas por decreto obligándolas a todas a fusionarse en un gran Banco Público con un estatuto de organismo público autónomo? Que nadie me conteste. Ya sé por qué no lo hacen.

¡Políticos!

EL ATLÉTICO NO ENCUENTRA ENTRENADOR Y CAJA MADRID NO ENCUENTRA PRESIDENTE

El Atlético de Madrid ha echado ayer a Abel sin cerrar el contrato de Laudrup y ahora anda buscando entrenador urgentemente. ¿Quique Flores? ¿Zapatones otra vez? No se sabe. Menos mal que en eso  Rajoy,  Aguirre y Zapatero no se meten. ¿O sí?

La pugna por la Presidencia de Caja Madrid se recrudece. Hay de momento tres candidatos. A Rodrigo Rato le apoyan Gallardón y Rajoy. González es apoyado por Esperanza Aguirre. Al Gobierno no le gusta ni Rato ni González, prefiere a Luis de Guindos.

Y eso que, por estatutos y por vergüenza, ninguno de ellos debe influir directamente en el tema que es un asunto del Consejo.

Aguirre quiere demostrar que ella es la que manda y, contra toda razón, quiere imponer a su Vicepresidente; González no tiene ni idea de banca, pero eso no importa; el asunto es que González se enfrentó a Rajoy haciendo de perro de presa de Aguirre hace un año y ahora se toman el chocolate de espaldas. Rato le da miedo al Gobierno: es mucho Rato para mandar en Caja Madrid.

Ayer Rajoy y Aguirre se las tuvieron tiesas en Génova, pero Aguirre no cede, lo que pone de manifiesto que Rajoy no manda nada; claro que eso ya se sabía. Ese es el tema de fondo: ¿quién manda en el PP? ¿Es Mariano o es Esperanza? A Mariano le espera un “via crucis”; a cada rato sus barones regionales van a moverle la silla. Después de esta movida habrá más.


NOTAS PARA EL CONGRESO DEL PP

Está claro que entre 160.000 lectores de EL MUNDO, dispuestos a rellenar la encuesta, Esperanza Aguirre y Rato son preferibles a Rajoy y Gallardón respectivamente. Ahora ambos, Aguirre y Rato, se enfrentarán en la final virtual del periódico.

¡Vaya primarias! ¡Qué cosa tan burda! ¡Vaya patada a la ciencia demoscópica! ¡Qué manipulación tan grosera!

Se puede ser crítico, pero, sin tomar por imbéciles a los lectores. A mí me gustan las primarias y los congresos abiertos de los partidos con más de una candidatura. A mí no me gusta Rajoy, ni Gallardón, ni Aguirre y me parece mejor Rato, a años luz, que cualquiera de los otros mencionados. Por eso los critico. Todos deberíamos hacer lo propio. De eso se trata con los personajes públicos.

Pero la forma de crítica que exhibe esta iniciativa de “elecciones primarias” en EL MUNDO me produce incomodidad física por obscena.

¡Ay que ver lo que hay que hacer para vender periódicos! ¡Prefiero ser profesor que director de periódico!