El blog de Gustavo Mata

Estrategia: Las reglas del juego en los negocios

EL CISNE NEGRO, EL GANSO PARDO Y EL PORRÓN MOÑUDO

Llevo varios días en los que cada vez que veo a Francisco Camps, alias “el Curita”, con su longilínea y estilizada figura, su bronceado perfecto y su permanente bamboleo a un lado y a otro, entornando los ojos y repartiendo sonrisas, que no vienen a cuento con la que está cayendo, se me viene a la mente la figura de un cisne negro en un lago de jardín, impulsándose de vez en cuando, cadenciosamente, con una sola de sus aletas, mientras lleva la otra estirada sobre su cuerpo, aunque tapada con sus ahuecadas alas.

Me pasa algo parecido cada vez que veo a Ricardo Costa, alias “Ric”, pero éste no me recuerda a un cisne sino a un ganso pardo moviéndose en tierra, caminando lenta y forzadamente. También va su mirada de un lado a otro, pero con un bamboleo más forzado y una sonrisa tan afectada como la de su jefe, pero menos meliflua, más basta. Tiene “Ric” una extraña figura que ni los trajes del “Bigotes” es capaz de disimular; es raro de tipo: tiene los hombros bajos, muy bajos, y aunque su cuello no es tan largo como a veces parece, resulta muy extraño; y es porque su línea de hombros está más cerca de los 45 º de inclinación que de la cuasi horizontalidad propia del canon de belleza masculino. Por eso se pone esos cuellos de camisa tan extraños y por eso lleva un corte de chaqueta tan raro. Pero ¡ni con esas! El chico tiene un tipo horrible.

Y qué decir de D. Álvaro Pérez el “Bigotes”: éste es más pequeñito y más compacto, aunque no tanto como “el Albondiguilla”, y a mí, con su hortera atildamiento forzado siempre, me recuerda a un patito más pequeño y nervioso de movimientos, concretamente me parece un porrón.

Este delirio zoomorfo que me envuelve últimamente ¿será algo como para consultarlo con el psiquiatra? ¿O será, tal vez, un mecanismo defensivo de mi agotado cerebro para escapar de una realidad tan asquerosa como la que están exhibiendo estos personajes?

12 Comments

  1. ¡Jo con el ganso!
    ¡La que se va a montar!
    Costa ha pasado al ataque y acaba de pedir a su presidente, Francisco Camps, que traslade a Mariano Rajoy que no presentará su dimisión pese a que esta se anunció el viernes pasado y el comité ejecutivo regional la hará firme en su reunión de esta tarde.
    De su comparecencia parece deducirse que echa las culpas de lo ocurrido, lo que haya ocurrido, a Camps.

  2. ¿De quién es la mano que mece la cuna?
    No me parece que Ric tenga la talla personal ni política para escribir lo que ha dicho en su comparecencia, ni de fondo ni de forma; por eso me pregunto quién está detrás de él ¿su hermano Juan?: sin duda; ¿Zaplana?: probablemente. Al que le mueven la silla ahora es a Camps -¡y de qué manera!- y también a Mariano Rajoy al que todo el mundo que pinta algo en el PP aspira a suceder con ventaja electoral para el partido cuanto antes y al que sólo admiten como fórmula para evitar que sea otro el elegido.
    ¡Qué interesante! Lo de Maquiavelo era un comic al lado del tratado de política y manejos turbios que se va a escribir en los próximos días.
    ¡Atentos!

  3. http://www.elmundo.es/elmundo/2009/10/13/opinion/19726605.html
    De acuerdo en que Camps lo tiene difícil.
    ¿Qué hará esta tarde?
    El asunto está emocionante de verdad. Esto sí que es un reality show que merece la pena seguir. Me acabo de enganchar.

  4. Al final puede que dimita Costa o Camps o Rajoy o todos o ninguno o todo lo contrario. Puede que Rajoy llegue como líder (?) del PP a las próximas elecciones o puede que entonces hayan nombrado líder a Gallardón o a Aguirre o a Luis Aragonés.

    Total, qué más da. La historia demuestra que, en España, al electorado se la repampinfla todo. Anda que no se han destapado escándalos en el PSOE y en el PP (en el resto se ve que no es rentable investigar) y, al final, sus acólitos respectivos acuden a las urnas haciendo gala de una inquebrantable capacidad de perdón.

    Lo cierto es que tanto a unos como a otros les respalda sistemáticamente un 40 +- 3% de los votantes, no importa lo que hagan. Lo cual me lleva, como casi siempre, a la gran pregunta: ¿tenemos lo que merecemos? Va a ser que sí, en vista de los resultados de las encuestas.

    A ver cómo sigue esto.

  5. Poco a poco, después de todo el día sin que nadie del PP abra la boca tras la comparecencia de Costa de esta mañana ante los medios – sin admitir preguntas, claro, como siempre hacen todos desde hace meses – se está instalando en mi cabeza la idea absurda de que en el Comité Ejecutivo del PP valenciano de esta tarde puede que no pase nada. Eso es lo que peor le viene a Rajoy, pero le conviene a todos los demás. Y como Rajoy es como es igual se la hacen y traga. Total, con todo lo que está cayendo va por delante en las encuestas y falta mucho para las elecciones… y la imagen de que no manda nada ya la tenemos. En fin…
    Habrá que llamar a la eternidad y preguntar a Eugene Ionescu, el máximo representante del llamado teatro del absurdo, qué querrá decir lo que acuerden, sea lo que fuere, pero es que no veo otra salida más que se esté todo el mundo quieto, como hasta ahora. ¡Para una vez que se mueve D. Tancredo, se la lían parda!
    Estoy ansioso por ver el final de este capítulo de la obra que está interpretando el PP: «Entre todos la mataron y ella sola se murió», que tendrá, eso es seguro, muchos más. Quedan pocas horas. No me comeré las uñas. Enseguida el desenlace parcial y provisional.
    (Continuará)

  6. Esto que pasa es simplemente el reflejo de una sociedad corrupta, mediocre y en decadencia. Ni mejor ni peor que el ciudadano medio.

    Con en mi opinión raras excepciones en algunas regiones del norte de España (que por otro lado tienen otros problemas igual de serios), en el resto del país predomina la cultura del primero yo, después mi familia, luego mis amigos, y el resto de la comunidad está ahí para aprovecharse de él, exprimirlo, despreciarlo o ignorarlo.

    Tras años dándole vueltas, sigo sin tener claro si la culpa es la cultura latina que compartimos entre otros con los italianos (principalmente los del sur) y los argentinos, si es por la religión católica (menos dada a la competitividad por el bien común que otras protestantes o calvinistas, pero más a pensar que tenemos derechos sobre todo y obligaciones sobre nada), si es por el clima benévolo poco dado al esfuerzo y mucho al disfrute y autocomplacencia.

    En cualquier caso, lo que tenemos es una sociedad holgazana, poco o nada educada en el esfuerzo y la autosuperación personal por medio del trabajo; una comunidad que piensa que está en su derecho aprovechar todo lo que tiene a su alcance y puede compartirlo con sus amigos y su familia, pero que no piensa en el bien común; unos ciudadanos cuyo mayor aspiración es la de ser funcionario, a los que admiran por encima de cualquier emprendedor profesional, y que desprecian y envidian si tiene éxito.

    Desgraciadamente soy más que pesimista sobre una solución al problema. No creo que mejorando la educación que tenemos, la peor del mundo civilizado, solucionara el problema, pues la complacencia hacia el que roba, trapichea, defrauda o se salta las normas se mantendría a pesar de todo, sobre todo si son del grupo, tribu, comunidad o familia con la que me identifico.

    Lo único que me tranquiliza son dos cosas:
    – el boom inmobiliario ha acabado, con lo que la capacidad de trapichear ha caído notablemente por toda España. He escuchado varias veces estos años de gente que me decía con envidia cómo conocidos suyos habían conseguido ser concejales de urbanismo de ayuntamientos, dejando carreras profesionales de éxito, puesto que ahora sí que iban a ganar dinero… con suspiro incluido.
    – el caso Gürtel ha salido a la luz, y por lo menos se habla de ello, y hasta es posible que los dos o tres cabecillas pasen un año en la cárcel (el resto dudo que sufran castigo). Aunque sea ayudado por algún amigo del gobierno, por lo menos todavía existen formas de luchar contra la corrupción imperante en este país, sobre todo esta última década. El estamento judicial y el policial, aunque muchas veces en manos de políticos, no parece tan corrupto como estos últimos.

    En fin, creo que tenemos un destino común con la mitad sur de Italia y con Argentina. Menos mal que nuestros genes acabarán siendo sustituidos por inmigrantes de otros países, y nuestra cultura acabará siendo sustituida por una más global, parte europea, parte africana y parte asiática 🙂

  7. A las 20 horas todo está confuso, pero parece que he hecho de profeta. Ric sigue siendo lo que era: Secretario General del PP en Valencia y Jefe del Grupo parlamentario.¿Se la envainará Rajoy y volverá a hacer de D. Tancredo? ¡Qué bochorno Mariano!
    Ric se hace con el control de la situación y propone ser baja temporal en su cargo mientras se somete a una investigación.
    ¿Dónde están -Pons- los que hablaban de que la fiesta se acababa el pasado sábado a las 16 horas? ¡Ay Mariano!, ¿qué vas a decir ahora?

  8. Gustavo,

    no dejas nunca de sorprenderme. Que con la que está cayendo en la política y en la coyuntura nacional, hagas un análisis político tan certero y tan divertido … hasta de la anatomía de estos pintorescos (y -en mi opinión- impresentables) personajes, dice -otra vez- mucho de tu inteligencia … Pero es que el enredo es de tal magnitud y las consecuencias socio-políticas tan imprevisibles, que entiendo perfectamente el interés que despierta (en tí y en más de media España).

    Porque creo sinceramente que una parte importante del futuro a corto de ésta, nuestra querida España, va a depender muy mucho de cómo resuelva el PP esta situación: tan grave, como esperpéntica. Si alguien tipo «Rappel» hubiera pronosticado hace año y medio este panorama político … la que le hubiera caido al pobre «vidente».

    Pero no os aburro y te respondo directamente a la socarona pregunta que hoy formulas:

    «Este delirio zoomorfo que me envuelve últimamente ¿será algo como para consultarlo con el psiquiatra? ¿O será, tal vez, un mecanismo defensivo de mi agotado cerebro para escapar de una realidad tan asquerosa como la que están exhibiendo estos personajes?».

    Creo sinceramente que es lo segundo: que es un mero mecanismo de defensa que adoptamos la inmensa mayoría de los españoles que queremos a España, porque es difícil (muy difícil) de asumir lo que -al parecer- ha estado ocurriendo y más, en plena crisis de consumo y de expectativas como la que padecemos y de la que -al parecer- tardaremos en salir más que el resto de naciones europeas.

    Te desaconsejo completamente, en este caso concreto que nos comentas, ir al psiquiatra, Gustavo. Porque de no estar dicho especialista al tanto de la actualidad política y no leer la prensa, te podría diagnosticar una grave crisis psicótica, te prescribiría un anti-psicótico, te asegurará que en 15 días -tomándolo con regularidad- dejarás de ver esa realidad «zoomorfa» … y encima te soplará -por ser primera consulta- 150 (€/sesión). Así: para empezar a hablar del caso en su consulta … y por venir recomendado.

    Si necesitas que alguien te escuche (y francamente, a tí Gustavo, creo que te sobran oyentes en la red) … te recomiendo -en todo caso- visitar un psicoterapeuta, que -en mi opinión- suelen ser mucho más prácticos, más cercanos, más pegados a la realidad, suelen tener además mayor empatía con el paciente y -encima- aplican tarifas por sesión mucho más baratas.

    Aclaro. Mi comentario está hecho únicamente en clave de humor y no pretendo ofender a ningún profesional (mis disculpas, si alguien se siente ofendido por alguna de mis afirmaciones, que retiraría de inmediato).

    Termino, Gustavo. He de confesarte una cosa: de mayor, quiero ser como tú … (y me tengo que dar ya prisa, porque no tengo años, sino «tacos»: 40 en concreto). Pero me gustaría a tu edad acumular tu experiencia profesional, tu experiencia académica, tu fina ironía y tus ganas inagotables de conocer más cosas y de compartirlas -cada vez- con más personas.

    Que tomen nota todos los partidos políticos, porque me da la sensación que es bastante más frecuente de lo que pensábamos que todo municipio, tenga su «bigotes» autóctono (ese «personajillo» que crece adhoc, aprovechando los recursos -abundantes o escasos- del municipio en cuestión).

    Esperpéntico, Gustavo. Pero de enorme interés social. Lo reconozco. Felicidades por tu original análisis político.

  9. Me alegro de que te haya divertido un poco.
    El asunto, a esta hora al menos, es un lío que no se entiende bien si se escucha lo que dicen los unos y los otros, pero que se entiende perfectamente si no se hace caso de lo que dicen y sí de lo que están haciendo.
    Yo creo que lo único que me salva de tener algo patológico en mi psique es que tengo la certeza de que no estoy del todo bien del coco. Y como creer que estás algo mal es la condición de estar bien y la de estar mal es pensar que estás bien… ¡Pues eso!
    Lo único que tengo, además de muchos años, querido amigo. es la curiosidad propia de un joven. Bueno, eso creo que me acerca algo a mis alumnos y lectores que son mucho más jóvenes. ¡Ojalá sea así!

  10. Querido Gustavo,

    Como dicen al otro lado del charco, ¡¡Que bueno que volviste!! Y además tan acido y directo como siempre. ¡¡Que bueno que te seguimos disfrutando!!

    Al margen de la historia central de tu post, que como dice mi querida mujer, “Con tanto te quiero y no te quiero (Rajoy, Costa, Camps, Matas, Aguirre, Gallardón, Cospedal, etc.) el PP le está quitando audiencia televisiva a joyas del tipo Sálvame, Gran Hermano, G20 o La Noria” me ha llamado tremendamente la atención uno de los elementos del titulo de este artículo: “El Cisne Negro”

    Este verano leí un libro del mismo nombre, cuyo autor es Nassim Nicholas Taleb y trata de la gestión del impacto de sucesos altamente improbables.

    Os recomiendo su lectura a todos vosotros y de forma especial a los amantes antes mencionados. En muchas ocasiones Los Cisnes Negros (hechos no previstos que cambian nuestras vidas o entorno de forma radical) los provocamos nosotros mismos. Lo interesante de esto es que solo nos damos cuenta a posteriori y no nos enteramos ni de la misa la media cuando se están produciendo.

    Os adjunto un enlace de una entrevista de Eduardo Punset con el autor del libro. (http://www.eduardpunset.es/libros_detalle.php?idlibro=99)

    Me reafirmo… ¡¡Que bueno que volviste!!

  11. Se sabe a través de resonancias magnéticas de las mayor capacidad de la mujer de reconocer las caras familiares, en la expresión facial o en el tono de la voz, facultades que dependen del hemisferio derecho del cerebro y de sus mejores conexiones con el sistema límbico, aquí las mujeres superan a los hombres quizá porque para las madres es fundamental entender la expresión facial de sus bebés.
    Aunque los hombres nos superáis en la mayor capacidad visuoespacial cerebral, sin embargo en cuanto a las emociones la mayor amplitud de algunas partes del cuerpo calloso y de la comisura anterior en el sexo femenino ha servido para explicar una mayor capacidad de la mujer para juzgar las emociones de los demás, ya que especialmente la comisura anterior une -al parecer- regiones del sistema límbico.

    Aunque la amígdala tiene como función principal dar significado emocional a los estímulos que le llegan también está implicada en el juicio de las emociones ajenas, lo que explica que se hayan encontrado diferencias en la amígdala de los dos sexos.

    Utilizando la resonancia magnética funcional se ha podido observar que niños que miraban fotografías de caras terroríficas mostraban un patrón de activación de la amígdala distinto al de las niñas.

    ~

    Por tanto, yo lo que te diría Gustavo es que tu capacidad para juzgar las emociones es mayor y tal vez lo sea por un mayor perfeccionamiento de la amígdala y de las conexiones del sistema límbico entre los hermisferios, de la comisura del cuerpo calloso que los une. Yo creo que sería más perfecto o te acercaría en parte al sistema que también el sexo femenino posee.

    Las mujeres suelen ser más rápidas en la percepción y en la memoria visual, aunque no en la capacidad visuoespacial que aquí sois vosotros más rápidos. Pero sí se ha podido observar una mayor sensibilidad en nosotras para los gustos y para los olores.

    Claro entonces yo lo único que opondría a ello, es que vieses si a esta capacidad de juzgar las emociones a través de las caras faciales si ello te restase algo de la facultad visuoespacial presente, pues entonces ya sería un peligro, o estaríamos ante un problema, pero supongo que seguirás viendo igual de bien y de rápido, ¿no? Y no se trata sólo de la memoria visual, sino de la visión espacial del momento.

    Ay, qué lío me he hecho, y todo por seguir a Francisco Rubio, el catedrático de la complutense, y sus enseñanzas sobre la capacidad del cerebro según los sexos.
    ~

    Pero lo que sí te quería hablar, Gustavo, y estoy enfadada es de la corrupción ética que hay en el poder y en la política. Porque es desacreditador de toda esta profesión si alguna vez fue noble.
    ~

    un saludo!

  12. Virginia, siempre pensé que tengo un lado femenino muy desarrollado. Ahora, gracias a ti, veo el asunto desde el lado científico.
    Gracias por el comentario.
    Un saludo muy afectuoso.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*