El blog de Gustavo Mata

Estrategia: Las reglas del juego en los negocios

INTEGRACIONES VERTICALES HACIA ATRÁS DESACERTADAS

El grupo SOS Cuétara ha confirmado hoy a la Comisión Nacional del Mercado de Valores que pretende vender su Proyecto Tierra, aunque no ha recibido aún “ninguna oferta en firme”.

El proyecto contemplaba una integración vertical hacia atrás, que a nuestro juicio no tenía sentido, para promover nuevas explotaciones de olivar de alto rendimiento. Se trataba de poner en marcha 10.000 hectáreas anuales, para lo que se planteaba una inversión de entre ocho y diez millones de euros al año, para intentar cubrir el 30% de las necesidades de aceituna del grupo para refinar y envasar aceites de oliva.

A la vista del creciente poder negociador de la distribución y la cada vez mayor cuota de las marcas blancas, de la política protectora del olivar de la UE, de la crisis del consumo por la crisis económica y de la caída del comercio internacional, el sector de los refinadores y envasadores de aceite de oliva está pasando por un momento especialmente malo. Pero el momento del sector olivarero es aún peor. Y esto es estructural.

El sector olivarero opera en un entorno estratégico genérico competitivo, en competencia cuasi perfecta, mientras que el refinador-envasador lo hace en un entorno cada vez más concentrado. ¿Quién ha sido el genio al que se le ocurrió meterse en esta integración vertical hacia atrás para entrar en un negocio condenado a no tener márgenes apreciables nunca, más allá de algunas coyunturas climáticas específicas? Para que una integración vertical hacia atrás sea posible el sector que compra debe tener poder negociador sobre el sector que vende el suministro, pero para que tenga sentido esta estrategia el sector proveedor debe tener también poder negociador, porque si no ¿a qué comprar el negocio del proveedor -olivareros- si se puede comprar el suministro al coste medio que supone producirlo?

El mundo es viejo y no hay tantas cosas nuevas bajo el sol. Desde luego siempre ha habido gente poco avisada en puestos de responsabilidad y, por lo que parece, la va a seguir habiendo. Esperemos que sean pocos.

Dicen que entre los interesados en la compra del proyecto está la empresa portuguesa Sovena, fabricante del aceite Hacendado, marca perteneciente a Mercadona. ¡Atentos! Yo creo que no comprarán, pero si lo hacen, ya sabéis que es lo que pienso de quienes tomen esa decisión.

10 Comentarios

  1. Vaya no lo sabia, el aceite que nos venden en Mercadona es portugues, no tengo nada contra los portugueses pero tal y como esta la economía prefiero consumir productos españoles ya que de alguna forma nos ayudamos unos a otros. A las grandes Superficies (Mercadona y similares) les da igual el empleo, el paro, o lo que venga con tal de seguir ganando un montón de dinero.
    Mira por donde ya no compraré en Mercadona.
    Saludos

  2. Gracias por el comentario, Josefa.
    Con todo respecto a tu opinión, si el aceite es bueno y el precio es bueno, yo lo compraría.
    Con el rechazo a todo lo que sea extranjero nos empobrecemos todos. El comercio internacional es una de las claves para salir del atasco y está seriamente amenazado por los que piensan que es mejor ser proteccionista que promover el libre comercio.
    En la crisis del 29 se entró en una gran depresión, entre otras cosas porque después de la recesión inicial se instaló una política proteccionista en todos los países. Así, tratando de defenderse cada uno se acabaron hundiendo todos.
    Un saludo.

  3. Pues sí, da que pensar, me fijo en la calificación que usas cuando mencionas que estamos en una «competencia cuasi perfecta».

    Se tiene la opinión de que el libre comercio se da mejor cuando hay competencias perfectas, tal vez porque esto nos da una ventaja ya de entrada o porque tenemos información de los otros. Pero es sabido que el desarrollo económico siempre se realizó con una dinámica de competencias imperfectas. Pero tal vez aquí no se busca el desarrollo ni la innovación, con consecuencias no pretendidas y dinámicas imperfectas.

    No, no es eso, ayer también leía la noticia de que un empresario misterioso había comprado todo el estaño de una compañía británica, creo recordar que decía, y se preguntaban la razón o el motivo dado que el estaño es una commoditie que está en todo el mundo en cantidad suficiente, no sabemos, tal vez haya alguna información, tal vez el gobierno chino quiera demandar mucho más estaño.

    Pero está interesante la noticia por el sector que toca, también la agricultura siempre ha sido subvencionada pero no sólo en nuestro país sino en todos los países que se han hecho ricos, que lo han hecho gracias al sector industrial y tecnológico, al final han tenido que subvencionar su propia agricultura, pues son los otros sectores a través del comercio los que daban la mayor riqueza. Y se sabe que una vaca suiza está más subvencionada y protegida que otra cosa.

    Te digo esto porque puede existir sectores interesados en el sector del suministro (industrial) y otros en el de los proveedores, noticia que desconozco pero desde luego creo que uno dependerá del otro y que se tendrán que proteger.

    Con esta crisis yo hasta me he terminado preguntando si no tendremos a la larga que hacer con la industria lo que antes hemos tenido que hacer con la agricultura, subvencionarla, porque qué otra cosa si no, aunque no creo que lleguemos a tanto, pero si la riqueza viene del sector tecnológico e industrial y del comercio de estos, siempre tendrán que asumir beneficios y algunos sacrificios.

    Porque para eso se inventó la categoría «nación-Estado» que vino a sustituir a la de «ciudad-Estado», por aquel entonces sólo Amsterdam y Venecia podían llamarse así, y fue el Reino Unido el que a pesar de su afán colonizador imperialista se adhirió a la categoría de nación, pero más en la Europa continental; y tendremos que agarrarnos a algunas categorías teóricas, Gustavo, si queremos subsistir.

    ~

    He estado aguardando con ansias a que ya llegaras a este blog, y que nos trajeras noticias novedosas de tus viajes, el de Perú entre ellos, me ha alegrado mucho todo y que hayas disfrutado de las lecturas que nos has traído.

    Yo ahora he comenzado un nuevo blog «Virginia Woolf», por eso voy a firmar si no te importa con este seudónimo si comento algo, porque me gustaría seguir la información de estos días, y con ese tono filósofico o ético que a mí siempre me gustaba darle.

    Bueno, sabes que soy Ishtar, pero ahora me siento en la piel de Virginia.

    Bienvenido a esta nueva etapa.

    Muchos saludos!

  4. ¡Hola, Gustavo!

    En este post te hacías la pregunta -creo- retórica de quién había sido el genio al que se le ocurrió meterse en esa integración vertical hacia atrás aparentemente absurda, para entrar en un negocio condenado a no tener márgenes apreciables nunca, más allá de algunas coyunturas climáticas específicas.

    Y digo que esa pregunta tan inteligente que formulas es -creo- retórica, porque estoy convencido de que tú, Gustavo, con lo inteligente que eres conoces la respuesta.

    De hecho, en el post del 7 de Octubre titulado ESTAMOS DE VUELTA (http://gustavomata.org/articulos/estamos-de-vuelta) hablabas -en términos generales- de otro escándalo de gran magnitud en grandes empresas que cotizan en bolsa. Para nada digo que sea éste el caso porque ni siquiera estaba al tanto del tema, ni conozco los detalles de la operación en cuestión.

    Pero hagamos un mero ejercicio mental y supongamos que el «genio» que tomó esta decisión (aparentemente errónea) se hubiera autoasignado previamente una retribución ordinaria y extraordinaria muy elevada para el caso de cese o jubilación … y que este -supuesto- error de libro (hasta del de PORTER) le costara su puesto …

    Pues ya sabes: a esa viñeta de Romeu en EL PAÍS te remito para encontrar una posible respuesta.

    Y es que, los que trabajamos o hemos trabajado en grandes Corporaciones, sabemos la de veces que esos Directivos «estrella» hacen y deshacen las decisiones: que lo que hoy es converger negocios, mañana es segregarlos; y que lo que hoy es blanco, mañana es negro. Y -de mediar interés- siempre se encontran en el mercado algún «consultor» que -a priori y al margen del valor que a posteriori creen o destruyan – dé argumentos a favor de la decisión en cuestión por mala que ésta sea (eso sí, siempre que se alinee con ese supuesto interés del aquél que posteriormente aprueba formalmente el pago efectivo de la factura).

    Y hablo de la aprobación formal del pago de la factura, porque no son ellos los que de verdad corren con el coste de la misma, ni con el coste final de la decisión (que puede llegar a ser elevadísimo) sino los sufridos accionistas.

    Los Directivos, después de reconocer el error y «buscar» al cuplable (¿ese «consultor»?) verán en ello -a buen seguro- una «gran oportunidad». Por ejemplo, para que la empresa deshaga el camino recorrido, fichando -eso sí- a un nuevo Directivo estrella, el cual contrate a un Consultor de verdad (éste con mayúsculas y sin entrecomillar) que -al menos- se haya leido, Gustavo, tu método en internet!!!

    Es una broma de sábado. Me alegro mucho, Gustavo, de haber retomado el contacto contigo, aunque sea de esta forma telemática. Te felicito por -a tu edad- tener el espíritu de un chaval que empieza.

    Eres uno de los profesores con los que, en menos sesiones presenciales, aprendí más. Porque -además de inteligente- eres eficiente, independiente y muy honrado.

    Termino con un consejo: ¿Por qué no envías a ese Consejo de Admon. un ejemplar gratuito del «método Mata»? Se ahorrarían -apuesto- muchos gastos (en Consultores y «consultores») y pensarán -únicamente- en operaciones que incrementen (y no destruyan) el valor de la empresa.

    Perdonad el rollo. Un abrazo, Gustavo.

  5. Gracias Virginia y gracias Álvaro por vuestros comentarios al post.
    En mi viaje a Perú, como hago siempre que he ido, me he dedicado a dar clases y a conocer la ciudad gracias a la cortesía de un antiguo alumno -Jalil Sotomayor- y su gentil novia -Cathy-. Ellos me pasearon intensamente por todo Lima. Puedo decir que gracias a ellos conozco algo más la capital después de cuatro visitas en las que no hice casi nada más que trabajar; aunque debo decir que en esos viajes, ya me habían invitado a cenar en el espléndido Club Nacional -Javier Carulla- y a pasar el día en un maravilloso Country Club -Gonzalo Gáldos y familia- además de haber comido en muchos restaurantes (¡cómo se come en Lima!) en los que he tenido la suerte de comer acompañado de Fina Camet, Liliana Soto, Gonzalo Gáldos, José Luis Sardón, Gabriela Cornejo, Rayniero Aristizabal, entre otros amigos, o en compañía de las diferentes promociones de alumnos que ya he tenido allí, a los que suelo avisar para encontranos cada vez que voy.
    También esta vez, gracias a otro alumno -Dalmiro Huachaca-, he investigado sobre mi tatarabuelo Manuel Fernández Bastos, nacido en Lima, hijo de José Joaquín Fernández y Cayetana Bastos, de Lima. Esos eran los datos que tenía, ninguno más. Según la tradición familiar, Cayetana Bastos era una «ñusta» -noble inca o princesa incaica- de la que se enamoró el gallego nacido en Las Pegadas Pontevedra, José Joaquín Fernández. Casar con nobles incas era muy usual entre los españoles en Perú, en tiempos de la colonia. José Joaquín, que había emigrado a Perú en los años finales de la dominación española, regresó a España, con su hijo Manuel, cuando éste era muy niño. A Manuel -mi tatarabuelo-, Abogado y propietario en Ribadavia, le conocían en España por un apodo muy significativo: «el indio Fernández», por su conspicuo aspecto incaico. Su hijo, mi bisabuelo, Gustavo Fernández Rodríguez -que llegó a ser General de Brigada del Cuerpo de Ingenieros de la Armada y Académico de la Real Academia de Ciencias-, mi abuelo Gustavo Fernández Balbuena -según muchos y reputados testimonios el mejor arquitecto de su generación-, y mi madre -Carmina Fernández Balbuena- tenían, de algún modo, el rastro de ese origen inca en su aspecto -digamos un toque exótico-. Yo mismo tengo un color de piel que tiene que ver con ese origen; y no sólo tengo el color de la piel sino otros signos típicos de los aborígenes americanos como la mancha mongólica o el hueso incaico, que también tienen mis hijos y nietos. Pues bien, gracias a Dalmiro sabemos ahora con certeza que mi tatarabuelo Manuel nació efectivamente en Lima, el 18 de abril de 1813,y que fue bautizado en la parroquia del Sagrario de Lima, el 19 de abril de 1813; incluso sabemos, por el registro del Sagrado Libro de Bautismos N° 9, Folio 467, que su padrino fue Francisco Ugarte. Ahora tenemos el camino abierto para poder investigar algo más.
    Aprovechando mi visita estuve leyendo sobre la revolución que da lugar a la independencia de Perú y a los primeros años del Perú independiente y he encontrado a un pariente lejano, Riva-Agüero, que fue el primer presidente de Perú. No soy descendiente de este caballero, pero sí pariente varias veces -yo me apellido Riva-Agüero cuatro veces y Riva-Herrera otras cuatro-. Por cierto, he visto que en algunos libros peruanos dicen que esos apellidos son de origen vasco cuando son inequívocamente -está muy documentado- santanderinos; de la Marina de Cudeyo más concretamente.
    Bueno no os aburro más. Gracias de nuevo por los comentarios y, a ti Álvaro, por los elogios.

  6. Catherine Romainville Tristan

    octubre 16, 2009 at 7:31 pm

    Buenos días, Gustavo!!

    Cómo estás?, no quería dejar pasar mas tiempo sin saludarte y darte las gracias por el comentario líneas arriba. Me dio mucho gusto conocerte y cuando regreses será un placer volver a conversar.

    Ahora estoy en Cusco disfrutando de una corta estadía por vacaciones, aprovecho la compañía de mis papis y compartos gratos momentos con mis amigas de colegio. Regreso a Lima el lunes porque tampoco puedo estar mucho tiempo lejos de mi gordito.

    Estaremos en contacto ahora que ya conosco tu blog, encontré varios temas interesantes, cuidate mucho y siempre te deseo todo lo mejor.

    saludos
    Catherine

  7. Gracias Cathy.
    Encantado de reencontrate en el blog.
    Estamos esperandoos por Madrid.
    Saludos.

  8. JOSE LUIS NUÑEZ

    octubre 22, 2009 at 6:00 pm

    La verdad Gustavo es que el título de este artículo no puede ser más conveniente sobre todo a raiz de las´últimas noticias sobre SOS que están apareciendo y sobre todo viendo la evolución de su cotización en bolsa. No me extraña nada que los accionistas salgan corriendo, ya que el asunto huele un tanto fétido.

    Claramente te has anticipado con tus conocimientos analíticos, a lo que está siendo una gestión pésima de una compañia con los datos que salen ahora a la luz. ¡¡Es lo bueno que tienen las crísis, que abre la brecha entre buenos, regulares y malos gestores!!!.

    Gracias una vez más por tus aportaciones.

    Salu2

  9. Profesor Gustavo,

    Recuerde que en Peru se le extraña, tiene muchos amigos y no se olvide visitarnos. espero que cuando tenga nuevas noticias sobre su tatarabuelo me comparta, tambien me interesa saber.

    un abrazo.

  10. Gustavo Mata

    julio 25, 2010 at 8:11 pm

    Yo también os extraño a vosotros.
    Espero tener pronto ocasión de visitaros.
    Un abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *