El blog de Gustavo Mata

Estrategia: Las reglas del juego en los negocios

Tag: Camps

EL QUE NO ESTÉ LIBRE DE CULPA, ¡QUÉ NO TIRE PIEDRAS!

Dice Núñez Feijóo, flamante Presidente de Galicia: «Lo ocurrido con Camps no es para estar contento. tenemos que aclarar que es lo que hay, con independencia de quién sea el afectado, un compañero de partido o en otros casos un adversario político. Pero está situado en el TSJCV y hay que dejar actuar a los tribunales».

¿Y lo tuyo con el Citroën cedido con chófer y gasolina gratis total, por la firma francesa, durante años, mientras eras el jefe de la Oposición gallega, qué diferencia tiene con lo de los trajes de Camps? ¿Quién nos lo va a aclarar? ¿No deberías aclararlo? De paso que aclara Camps lo suyo, deberías aclarar lo tuyo también tú. El que el alcalde de Vigo tenga otro coche cedido como el que tenías tú, y sea del PSOE, no os hace buenos a los dos. Es un comportamiento inaceptable para un alcalde y para un Presidente de Comunidad.

¡VAYA SITUACIÓN!

¡Qué panorama! Una crisis sin precedentes en todo el mundo, cuyo impacto no para de agrandarse con una caída del PIB y de las cotizaciones en todos los mercados a la que no se le ha visto aún el fondo.

En todo el mundo los políticos están improvisando soluciones, en España el gobierno está perplejo y desorientado. Ha perdido la iniciativa política hace tiempo y no sabe cómo retomarla. ¡A ver qué sale de la inevitable crisis de gobierno que se debe hacer pronto!

Dado el desastre de gestión del PP -¿de Rajoy?- en la oposición, en el PSOE no entienden aún cómo han ganado las elecciones gallegas. Pero no es eso lo ocurrido aunque lo parezca. Lo que ha ocurrido es que el PSOE las ha perdido. Eso es lo sucedido, han perdido las elecciones, pese al desastre en el que está sumido el PP, porque es manifiesta su falta de pulso para afrontar la que está cayendo en Galicia y en España.

El PP está mal, muy mal. Rajoy no sirve. Los que le apoyan están pensando, igual que los que no le apoyan, en el momento de sucederle. Pero el asunto es aún peor. En Madrid, con Esperanza Aguirre enfrentada a muerte a Rajoy, se ha descubierto que se había venido espiando desde la Comunidad a los “enemigos” del propio partido. El escándalo ha sido supino. Sin embargo, se ha cerrado la Comisión de investigación apenas iniciada “sin complejos” y Rajoy, el objeto último del descrédito que pretendían los «investigadores», ha optado por hacer lo propio con la Comisión de Investigación del partido, pese a que había mantenido lo contrario. Los espiados se sienten desamparados, cómo es natural, que diría Fraga. Así que el asunto, pese a quien pese, continuará hasta que todo se aclare en los tribunales. Además, en Madrid hay una brutal trama de corrupción, que se está empezando a descubrir, que se ha llevado ya por delante a Alberto López, Consejero de Deportes de la Comunidad, a Alfonso Bosch, diputado autonómico, Benjamín Martín portavoz adjunto en la Asamblea, Ginés López, Alcalde de Arganda, Jesus Sepúlveda, Alcalde de Pozuelo, Guillermo Ortega, Alcalde de Majadahonda, Arturo González Panero, Alcalde de Boadilla del Monte, Tomás Martín, Director General de Gestión Urbanística de Boadilla del Monte, José Galeote Concejal del mismo ayuntamiento, Clemente Aguado, Vice Consejero de Inmigración de la Comunidad. Pero el PSOE no gana nada con esto porque en Madrid casi no existe. No tiene a nadie del que nadie pueda ni siquiera recordar sus rasgos fisonómicos. Daría igual que detuvieran a todo el Gobierno por corrupto y que dimitieran todos los alcaldes. La deslenguada y desenvuelta lideresa ganaría de nuevo de calle las elecciones pese a su manifiesta incompetencia. A la derecha se le perdonan este tipo de cosas. ¡Faltaría más! Y en el PSOE no hay nadie que le pueda disputar el Gobierno a Aguirre.

En Valencia está cayendo lo suyo. Carlos Fabra Presidente de la Diputación de Castellón sigue imputado, desde hace años, en varias causas que se retrasan y se retrasan, pero él sigue imputado, y sigue sin dimitir como exige el código de conducta del propio partido. Ahora se le unen los de los trajes pagados por “El Bigotes” –ojalá sea sólo eso aunque parece que es sólo la punta del iceberg-: Francisco Camps, Presidente de la Comunidad Valenciana, Ricardo Costa, Secretario General del Partido en Valencia, José Victor Campos Secretario de Organización del Partido en Valencia y Rafael Betoret Director del Gabinete de la Consejería de Turismo de la Comunidad.

A todo esto, está pasando desapercibido que el flamante vencedor en Galicia, Núñez Feijoo, se ha venido paseando por toda Galicia en un Citröen puesto a su disposición por la empresa fabricante, “gratis total”. Y se permitió el lujo de criticar a Touriño por haberse encargado un Audi blindado carísimo como Presidente de la Xunta -lo que no deja de ser criticable-. ¡Sí, Pepiño! Mira si eres inútil para la política que lo tuviste “a huevo” y no lo usaste: si sacas eso de que iba en un coche de Citröen en la campaña le hubieras quitado igual cien votos, no creo que muchos más, pero se los hubieras quitado. Claro que parece que no es el único al que la firma francesa le pone el coche. Creo que al alcalde de Vigo también. ¿No?

Por si fuera poco ahora se sabe el juez Garzón, el que estaba de caza en Jaén con el amortizado Ministro de Justicia Bermejo -eso sí, él con licencia-, se dedicaba, en EEUU, durante su excedencia -en la que seguía cobrando del Estado-, a dar conferencias, pagadas muy requetebién. -¿por quién?, ¿por qué?- y no se lo había comunicado a quien al parecer debía haberlo hecho. Aunque, eso sí, faltaría más, a Hacienda sí se lo contó y, al parecer, la “irregularidad” de no comentarlo, de haberla, habría prescrito. ¡Ay Dios! Nadie, al parecer, está libre de culpa para tirar la piedra.

En cualquier país civilizado Aguirre, Rajoy, Camps, Núñez Feijoo, y, por supuesto todos los demás, hubieran dimitido; incluso Garzón tendría que haberlo hecho si estuviéramos en un país normal.

Pese a todo, aunque hace falta valor para hacerlo, les recomiendo a los jóvenes que no se desinteresen de la política. Si seguimos pasando todos estos comportamientos van a continuar como hasta ahora. Lo que se gasta esta gente, lo que despilfarra, lo que presuntamente roba es nuestro dinero, el de nuestros bolsillos. No paséis de ellos. Nos van a hundir a todos.

PERO ¿SE HAN FIJADO EN LO BIEN QUE LE SIENTAN LOS TRAJES A CAMPS?

Garzón se inhibe en el caso de la PPresunta CoruPPción en la Comunidad Valenciana porque Camps, Presidente de la Generalitat Valenciana, posible imputado, es un cargo aforado.

El juez ha detectado indicios de que Camps favoreció a Orange Markets y que fue recompensado por ello con trajes a medida. Parece que como compensación por favorecer a la empresa con adjudicaciones por valor de unos cuatro millones de euros hubo ropa para Camps y otros dirigentes por importe de unos 30.000 euros.

Pero hay un aspecto que todos están pasando por alto en el tema de la PPresunta CorruPPción investigada por Garzón que a mí me parece importante. Y es lo bien cortados que están los trajes. ¡No es justo, hombre! Ese sastre -José Tomás- se merece un reconocimiento.

Por cierto, una idea para Rajoy, como a Camps le han (presuntamente) regalado un Barbour, se podía ir de caza con Bermejo para estrenarlo. Yo me apunto a contribuir para regalarle la escopeta y… ¡la licencia! con tal de que se vaya ya. Seguro que hay más gente dispuesta a contribuir en esta suscripción pública.

Venga Mariano, corta por lo sano ya: ¡ahora o nunca!