El blog de Gustavo Mata

Estrategia: Las reglas del juego en los negocios

Tag: Miguel Sebastián

OTRA PERLA DEL MINISTRO SEBASTIÁN

Miguel Sebastián parece el Ministro de Propaganda en lugar del Ministro de Industria Turismo y Comercio.

Hoy ha dicho en una entrevista en Antena 3 que al Gobierno “se le está acabando la paciencia con los bancos”. Ha denunciado que los bancos son los “causantes” de la crisis. Además amenazó con que si las pymes y las familias no reciben financiación, el Ejecutivo actuará “en consecuencia”, aunque no ha querido revelar cómo. Los banqueros deben estar temblando de pánico…

¿A quién pretende engañar con esas actitudes demagógicas? Insisto en lo que decía el otro día: Sebastián cada vez se me parece más a los Ministros populistas de Franco tipo Solís o Girón.

Para el Ministro, los protagonistas de la salida de la crisis deberían ser los bancos y les ha pedido que hagan un ejercicio de responsabilidad por el país y “aflojen” la situación del crédito. Dijo que de la crisis no se saldrá sólo con la acción del Gobierno. Es cierto que en la situación actual de parón económico el 80% de las pymes tienen problemas de financiación. Como también es cierto que en la actual coyuntura, y en cualquier otra, sólo a quien sea solvente y dé garantías de devolución le van a prestar dinero los bancos.

Ayer en la segunda reunión de Zapatero con la banca sí es verdad que se cambiaron los sofás por sillas y que todos se colocaron frente a mesas de trabajo, aunque no se veía ni una cartera ni un papel, en lugar de quedarse repantingados relajadamente como en la anterior. Pero no pasó de ahí. Fue una reunión cordial, de guante blanco, en la que apenas se habló de nada y que acabó con un compromiso de unidad. Nada que tenga que ver con la salida populista y demagógica del Ministro de hoy haciendo como que riñe.

¡Menos monos, señor Ministro!

Mientras tanto la Oposición a lo suyo: ¡hacer el ridículo! Ahora anulan la Comisión de Investigación interna de Cospedal sobre los presuntos espionajes a compañeros de partido so pretexto de que ya abren una Comisión sobre el mismo tema en el Parlamento de la Comunidad de Madrid que todos sabemos que nace muerta. ¿A quién pretenden engañar la “partidaria de luz y taquígrafos” Aguirre”y el “firme líder indiscutido” Rajoy con ese apaño tan burdo? Atentos al próximo movimiento de este frívolo y fratricida minué.

TONTERÍAS DEMAGÓGICAS

Miguel Sebastián, ministro de Industria, Turismo y Comercio de España, en un desayuno con la prensa, la semana pasada, recomendó consumir productos “made in Spain” para combatir el paro en España. Bastaría con que 150 euros del gasto anual de cada español que se dediquen a productos extranjeros se cambien por consumo de productos nacionales. Así se compensaría el efecto en el empleo de que el consumo caiga en 7.000 millones de euros en el año en curso. Dijo que así se podrían salvar 120.000 empleos en 2009. “No decimos que la gente consuma más sino que en el hábito de consumo se introduzca el factor español”.

A mí, lo dicho por Sebastián me ha recordado a algunas cosas que decían los Ministros de Franco cuando yo era pequeño, cuando pensaban en la autarquía como forma de defender a España de las perversas democracias occidentales y sus maquinaciones contra España, dirigidas siempre por la masonería internacional. Tal vez Miguel Sebastián hubiera podido hacer un buen papel al lado de Ministros de talante demagógico y populista de esa época como Solís, “la sonrisa del régimen”, o Girón de Velasco “el león de Fuengirola”. ¿Cómo habría que llamarle a él? Se me ocurren muchas ideas al respecto pero no quiero parecer ofensivo.

O sea que siglos después de que Adam Smith descubriera que el comercio mundial contribuía a la riqueza de las naciones haciendo que cada quien se especialice en lo que puede hacer mejor y comerciando luego entre todos; muchos años después de que la disputa entre librecambistas y proteccionistas esté más que saldada; cuando todos los países acaban de consensuar que un nuevo proteccionismo sólo agravaría la crisis, viene Sebastián y redescubre la autarquía como forma de preservar a nuestra economía.

¿Qué pasaría si todos los países hicieran lo mismo?, ¿a dónde iríamos todos, ¿retrocederíamos más de medio siglo en el progreso de la humanidad?, ¿o un siglo entero?, ¿o varios siglos?

Sr. Sebastián: creía que era muy listo y, ahora, me parece muy poco listo. Eso no puede ser así. Seguro que es Vd muy listo. ¿Entonces es que es un demagogo? No me deja muchas opciones a la vista de que de vez en cuando, más de lo debido,  dice tonterías demagógicas.

¿Os acordáos de las medidas para ahorrar energía?

DEMASIADO PLAN Y POCA ACCIÓN

El Gobierno había propuesto un Plan de Acción de Ahorro y Eficiencia Energética 2008-2012 aprobado el 20 de julio de 2007 y más recientemente un Plan de medidas urgentes de otro plan: el Plan de Estrategia Española ante el Cambio Climático y Energía Limpia.

Ahora el Ministro anuncia que propondrá un nuevo plan. ¡Demasiado plan! ¿no? Lo más curioso es que antes de proponer las medidas ya se fijan los objetivos que se pretenden alcanzar con ellas. Además amenazan con tenerlo terminado en este mismo mes de Julio. ¡Muy riguroso todo! O lo de antes era una frivolidad  o lo de ahora es una frivolidad aún mayor.

Además se dice que en el Plan estarán implicados los ministerios de Educación, Administraciones Públicas, Vivienda, Fomento y Medio Ambiente. ¿Se ha hablado con ellos antes? Porque si es otra vez un intento de sacar los pies del cesto de D. Miguel Sebastián vamos a tardar poco en ver las reacciones de los otros ministros. Y el tío Pedro -me refiero con este cariñoso y respetuoso apelativo a nuestro Vicepresidente D. Pedro Solbes- ¿qué dirá de la presunta injerencia?

España no se ha distinguido por el respeto a Kyoto y por el ahorro energético, más bien se ha distinguido por lo contrario: formalmente mucho respeto a los tratados e iniciativas internacionales pero, realmente, somos uno de los países más dependientes del petróleo y de los que menos cumplimos con el compromiso de Kyoto.

Sr. Ministro, haga un Plan serio con sus técnicos, tómese su tiempo, háblelo con el tío Pedro -que de eso sabe mucho y es el dueño de la pasta-, y vea con su Presidente cuándo y cómo anunciarlo, después de consensuarlo para que sea aprobado por las Cortes en las que no tiene mayoría y luego anúncielo discretamente.

Suerte en el desempeño Sr. Ministro, ¡falta le va a hacer!