El blog de Gustavo Mata

Estrategia: Las reglas del juego en los negocios

LA SITUACIÓN DEL PP

Dice Esperanza Aguirre que pretende que se abra en el PP, de cara a su próximo Congreso, un debate de ideas.

¿Qué ideas son las que tiene Doña Esperanza?: ella dice que es liberal.

D. Gregorio Marañón (1887-1960), un auténtico y genuino liberal, dijo: “Ser liberal es estar dispuesto a entenderse con el que piensa de otro modo; y no admitir jamás que el fin justifica los medios, sino que, por el contrario, son los medios los que justifican el fin.”. ¿Es, entonces, Esperanza Aguirre liberal? Mi opinión es que, a la vista de las dos consecuencias de serlo que planteaba el Dr. Marañón, no lo es, por más que se autoproclame como tal o por más que haya formado parte de aquel Partido Liberal del que se dijo, en su día, que cabía, todo él, en un taxi. En todo caso, Aguirre sería lo que se denomina ahora una neoliberal o una neoconservadora. Es decir una representante de la derecha más genuina.

Y Don Mariano ¿qué piensa?; ¿cuál es el pensamiento de Mariano Rajoy? Aunque él dijo, en el cierre del último debate a dos de la última campaña electoral, aquello de: “todos saben lo que yo pienso”, ¿se sabe realmente qué es lo que piensa Rajoy? Él se proclama un político de centro reformista, y, pese a que sus bandazos y dudas permanentes no aclaren mucho quién es exactamente Rajoy desde el punto de vista ideológico, puede que realmente lo sea. Supongamos que es así.

A mi parecer, lo que le conviene al PP y al país es que el partido se centre. Pero, aunque Rajoy ganara el Congreso, ¿podría Rajoy hacer que el PP emprendiera de verdad el tan cacareado y necesario viaje al centro? Pensamos que no le resultaría fácil con la que está cayendo en el partido, tanto si gana el Congreso a la búlgara, sin oposición ni candidaturas alternativas, como si lo ganara frente a una candidatura de Aguirre por la mínima, o incluso si lo ganara por goleada. Cada vez que insistiera en esa línea los medios más radicales le pondrían a “caer de un burro” y el desgaste para el PP sería enorme.

Cuando Aznar designó en Agosto de 2003, después de más de un año y medio de suspense, que Mariano era el elegido para ser el sucesor, Rodríguez Zapatero dijo textualmente: «Supongo que él estará contento. Yo les aseguro que también estoy contento». Fue una buena premonición; ya le ha ganado dos veces las elecciones. La primera, cuando Rajoy se presentaba como el preferido designado por Aznar por su “sencillez, discreción y templanza” y, manteniendo esa imagen sencilla, discreta y templada, estaba bastante claro que iba a ganar, hasta que la incomprensible reacción de todo el Gobierno Aznar frente al tremendo atentado del 11 M, le hizo perder. La segunda, cuando rodeado de la guardia que el propio Aznar le había puesto, con Zaplana y Acebes al frente, se radicalizó y practicó durante cuatro años una forma de oposición poco templada, discreta o sencilla, insistiendo en el error que había llevado a perder las elecciones. ¿Sería capaz de ganarle a Rodríguez Zapatero a la tercera? ¿Qué tendría que hacer en la oposición, radicalizarse o ser una oposición colaboradora y razonable como la que hizo en su día el PSOE frente a Aznar? Lo tiene crudo; salvo que el PSOE lo haga muy mal, lo más previsible es que no ganará, haga lo que haga.

Pero, ¿qué pensaría ahora Rodríguez Zapatero de un hipotético triunfo de Esperanza Aguirre en el Congreso de Valencia? ¿Repetiría la frase que usó para saludar la elección de Rajoy como líder del PP y diría?: “Supongo que ella estará contenta. Yo también estoy contento.”

No creo que Aguirre pudiera centrar el mensaje del PP, más bien sería lo contrario, y si fuera así tampoco será fácil que ella pudiera ganar en unas elecciones generales al PSOE.

Gustavo Mata

7 Comments

  1. Completamente de acuerdo contigo Gustavo. El PP lo tiene muy crudo porque todo lo que sea alejarse del centro es alejarse de la posibilidad de gobernar, y en Génova hay demasiada presión tanto interna como externa que dificulta enormemente la conquista del centro.

    Desde luego la oposición nunca gana las elecciones, las pierde el partido que gobierna, así que todo parece indicar que hay PSOE para rato.

    Veremos que sucede en esta nueva legislatura y qué le dejan hacer a Rajoy los suyos (o lo que dicen serlo).

    Un saludo!

  2. Creo que el problema del Partido Popular es que no tiene un partido a su derecha y eso siempre les causa la tentación de querer contentar a los sectores más conservadores. Le falta una Derecha Unida.

    ¿Para cuando un partido democristiano en España con políticos de peso? Dado que la influencia de la Iglesia en la vida política tiene cierta relevancia, creo que tal partido alcanzararía representación parlamentaria, como el partido de Rosa Díez. Con ello, la escena política sería más plural y al PP le sería más sencillo desarrollar los planteamientos liberales.

    Un saludo

  3. Buenos días Don Gustavo:

    Desde el día que Don Mariano, en pleno proceso pre-electoral, des-asignó al actual alcalde de Madrid, Alberto Ruíz Gallardón, tuve la idea de que se iban a suceder cuatro acontecimientos inevitables, por ahora, creo que uno ha sucedido y el segundo está por suceder. Estos cuatro acontecimientos corresponden a ideas estratégicas no compartidas dentro del seno de un mismo partido -lo cuál, además siendo el partido conservador- habla bastante sobre su dispersión.

    1. Mariano Rajoy, acompañado por la cúpula popular (Acebes, Zaplana y otros monstruos -en el sentido taurino-) y con el apoyo de órdago de Doña Esperanza, será conducido a la derrota. De forma premeditada y alevosa, este fin se realizará mediante cualquier medio, incluyendo cuentos de niñas políglotas.

    2. Doña Esperanza Aguirre, Presidenta de la Comunidad de Madrid, aprovechando el desastre electoral -que no ha sido tanto-, pero sobre todo la doble derrota, se presentará como nueva alternativa al liderazgo del PP, bajo palio tanto de monstruos presentes como futuros (Álvarez Cascos, Zaplana, Acebes) bajo la bendición de la familia Aznar. Que esto sea corroborado por las bases del partido o no escapa a mi especulación.

    3. Una vez proclamada Reina y Madre de la derecha conservadora ultra-católica, Esperanza se presentará a las elecciones con trajes de diseño y discurso reformista. Un suave olor a cirio de iglesia la acompañará a pesar de los perfumes. Todos sabemos que su gestión en la comunidad puede calificarse con cualquier adjetivo menos liberal. Liberal es su etiqueta de marca, no sus actos. Ante la cohorte de monstruos jurásicos que la conducen, el horror se extenderá entre los indecisos -que son quienes eligen quién y quién no- y, de forma ineluctable llevará a su partido a una derrota ignominiosa.

    4. Mientras tanto, aquellos que ahora están en situación de “wait and see” o más ladinamente, como fieles al líder actual pese a sus pecados pasados, saldrán de la cueva de Alberich. Me refiero al equipo ganador (Rodrigo Rato, Feyjoo y Alberto Ruíz Gallardón) que, mientras viva el socio fundador Don Manuel, serán bendecidos por éste y ocuparán el liderazgo y presumiblemente el gobierno dentro de dos legislaturas. Este equipo reformista, pragmático es un plausible gobierno que no asusta ni a los indecisos escorados a un lado u otro, puesto que todos han demostrado ser grandes gestores.

    Como siempre, tanto tiempo perdemos en la lucha de poder para que los competidores más preparados alcancen el objetivo de una empresa que persigue el poder, que perdemos tiempo. Mi posición ya la conoces, soy algo más que socialista, soy un bolchevique. Sin embargo, creo que es pragmático que en una democracia haya alternancia de poder y en ciertas coyunturas este poder lo ostenten partidos conservadores con gran fuerza en la gestión más que en el planteamiento renovador social.

    Esperemos que los acontecimientos otorguen o quiten el prestigio de este humilde aficionado a la brujería política.

    Siempre a su izquierda

    David Navarro, alumno y admirador

  4. Daven como profeta ¡no tienes precio! No sé si ocurrirá así pero es un perfecto análisis político.
    Saludos. Siempre a tu derecha.

    Gustavo Mata

  5. Rubén, ¿pero hay sitio a la derecha del actual PP?
    Donde creo que hay sitio es en el centro y ahí deberían estar interesados en situarse, a mi entender, tanto PP como el PSOE, pues el que lo consiga ganará.
    Saludos.

  6. Apreciado Gustavo,
    Harto de los debates que nos intentan acercar al centro, me posiciono como Daven a su izquierda.

    La estrategia por migrar al centro no tiene mas razón que la de acomodarse en un lugar comodo desde donde todo se controle bien y desde donde no generes demasiados sobresaltos a millones de personas ex-clase trabajadora (ahora mismo clase media según las encuestas. Yo sigo siendo un obrero, no entiendo de clases medias, ya que o cobro, o ese mes lo paso mal).

    Para mi el debate izquierda derecha no esta finiquitado, ya que la justicia social necesita de posicionamientos claros y contundentes al respecto de como actuar ante ese 70% de familias que no llegan a final de mes o ese cada vez mas preocupante numero de personas que viven por debajo del umbral de lo considerado como pobreza.Que decir de ese 80% del mundo que se apañan con el 20% de los recursos que les dejamos los paises ricos”.

    Para mi el debate no estáen la conquista del centro, si no en que el centro es lo mas parecido a aquello de “ni chicha , ni limoná” , el centro es aquel espacio donde los proyectos claros y bien definidos pierden fuerza, contenido,razón y corazón en pro del interés general de unos pocos.

    Pues lo dicho, y por lo dicho, me apetece que el PP sea mas un partido de centro que de otras cosas, pero lo que realmente me preocupa es una izquierda con propuestas transformadoras y justas que permita que las empresas, familias y sociedad en general ganemos los justo para vivir mejor.

    Paolo Freire, uno de los pedagogos mas influyentes decia:

    “En el conflicto entre el poderoso y el desposeido, no implicarse no significa ser neutral, significa ponerse del lado del poderoso”

    Por eso soy de izquierdas, y por eso agradezco que mantengas este espacio de pluralidad y aprendizajes compartidos entre algunos de tus alumnos como yo, y gente de la empresa como tu y tus colegas.

    Un saludo

    Oscar

  7. Gracias por el comentario Oscar. ¿El centro es una entelequia? Puede que sea así, como dices. Al fin los límites no están dentro del intervalo.¿O si?
    La verdad es que estar a la derecha del apreciado Daven es más fácil que estar a su izquierda, sobre todo si él se califica como bolchevique. ¡Casi no deja sitio! ¡Dejaría a su izquierda sólo a los trosquistas o a los anarquistas! Por cierto, si todos los bolcheviques fueran tan tolerantes como él, no serían bolcheviques.¿Qué serían?
    Para mí las utopías izquierdistas no han arreglado el mundo, pero el capitalismo produce una desigualdad tan injusta como irritante y, casi peor, origina externalidades a largo plazo que no han sido resueltas, como el cambio climático, por ejemplo, y otras relacionadas con el agotamiento de muchos recursos no renovables, etc.
    ¿Qué es hoy ser de izquierdas? Puede que, por encima de todo, sea ser solidario y pensar que el mercado, que asigna muy bien los recursos, no lo arregla todo, ni mucho menos. ¿Cómo aguantar impávido, por ejemplo, que dos mil millones de personas estén asentadas en zonas ecológicamente tan frágiles que afrontarán, seguro, un futuro inmediato casi catastrófico? ¿O cómo admitir sin reaccionar que más de mil millones de seres humanos pasen hambre?
    Muchas de estas cuestiones necesitan, para ser resueltas, un enfoque global, planetario, y, por si fuera poco el problema, hemos empezado el siglo perdiéndole el poco respeto que se le tenía a la ONU, saltando por encima de sus resoluciones, sin reparo alguno, pasando olímpicamente del escaso derecho internacional existente.
    Yo, pese a todo, soy optimista y creo en el hombre y en su capacidad de avanzar, pese a los tropiezos y los bandazos zigzagueantes de la historia. Pero eso casi va a depender más de vosotros que de mí…
    El mundo que os dejamos necesita mucha mejora. Pero os aseguro que el que había cuando yo era un niño era muchísimo peor.
    Un saludo.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*